Relaciones interpersonales en la empresa familiar

Relaciones interpersonales en la empresa familiar En la empresa familiar existen unas relaciones interpersonales especiales formadas por unos fuertes vínculos afectivos. El hecho de que los miembros de una misma familia trabajen conjuntamente puede suponer una serie de ventajas. Sin embargo, sin unas normas claras y consensuadas, las relaciones de parentesco pueden ser el origen del fin de la empresa familiar.

La base del equilibrio en  las relaciones interpersonales que se establecen en las empresas familiares es la cohesión familiar. Esta unión depende directamente de la voluntad de compromiso, de la comunicación que exista entre los miembros del grupo, de la negociación y de la confianza establecida entre todos los miembros de la empresa.  

 

 

La comunicación, base de una buena relación

La confianza es un valor que se debe reforzar entre los miembros de las empresas familiares. Para ello, deberás poner en juego todas tus habilidades y estrategias de comunicación positiva que conozcas. La confianza que los miembros de la empresa depositan en ti depende de tu comportamiento y tu comportamiento es entendido cuando puedes comunicarlo de manera efectiva. Sería muy importante que en tu empresa todos compartan que no existen reglas únicas para resolver los conflictos personales. No obstante, el hecho de adquirir un mayor conocimiento de las estrategias para superar diferencias de personalidad o estilos de comunicación podría ayudaros tanto en las relaciones interpersonales familiares como profesionales. Sabemos, sin embargo, por diferentes estadísticas que un 80% de las empresas familiares con problemas de este tipo no recurren a ningún tipo de ayuda externa para solucionarlos. Ser más tolerantes, abiertos y manejar diversas herramientas, como las que pueden proporcionar profesionales de coaching,  puede suponer la diferencia entre el entendimiento o la guerra encarnizada. Sin duda, la mejor manera de fomentar relaciones interpersonales positivas en la empresa familiar es mantener una comunicación directa en la que cada uno puede expresar sus objetivos, las actividades que realiza y sus miedos. Saber que puedes contar con el otro cuando lo necesites y que el otro puede recurrir a ti cuando se presente cualquier problema.

¿Qué puedes hacer?

Con el fin de mejorar las relaciones interpersonales en la empresa y crear un clima abierto y positivo, exento de tensiones que puedan afectar gravemente a tu empresa, es necesario diseñar una serie de medidas que te ayuden a mantener estos vínculos estables. A construir la confianza ayuda notablemente el establecimiento de normas claras expresadas en documentos, aprobados y conocidos por todos, acerca de la compra-venta de participaciones, del acceso al trabajo o la remuneración. Los intereses comunes y la compenetración en el grupo se apoyarán en la información transparente acerca de cualquier aspecto de la empresa, para sentir que todos están en igualdad de condiciones para actuar. La unidad de la familia basada en las buenas relaciones interpersonales promoverá la reinversión en la empresa y la innovación para la supervivencia. El clima de trabajo que se deriva de este tipo de modelo de empresa es provechoso para todos los miembros, familiares y no familiares y fomenta la creatividad, la colaboración, la actitud positiva, el esfuerzo y el compromiso.