¿Qué beneficios supone estudiar un MBA online?

beneficios MBA-online Está claro que los postgrados en Administración de Negocios (MBA) son una vía eficaz para adquirir conocimientos teóricos y prácticos y herramientas fundamentales sobre la gestión y la dirección empresarial. Además, suponen prestigio, especialización y son un factor diferenciador de cara a las oportunidades laborales.

De hecho, tras el creciente interés que han supuesto en los últimos años, los MBA son ahora más especializados que antes.  Las áreas de estudio se han ampliado y existe una gran variedad de programas académicos. Esta variedad también se ha hecho evidente en los métodos de estudio. Teniendo en cuenta factores como la disponibilidad de los alumnos o la naturaleza de los centros o instituciones que los imparten, una primera clasificación de los MBA señala programas de tiempo completo (full time) y otros de tiempo parcial. Sin embargo, en los últimos años ha cobrado mayor protagonismo la modalidad de los MBA online. Como su nombre lo indica, son programas no presenciales que emplean el uso de plataformas y herramientas virtuales para el estudio de los módulos respectivos, la presentación de informes o tesis y la evaluación.  

 

Ventajas de los MBA online

Aunque se pierda la interacción directa con los docentes y compañeros, y se reduzca la posibilidad de entablar nuevos contactos, los MBA online suponen numerosas ventajas para quienes se decanten por esta opción. Repasemos algunas de ellas: 

1. Flexibilidad horaria y física:

Los programas MBA online están dirigidos sobre todo a aquellas personas que tienen la posibilidad de manejar su propio tiempo. Es decir, ellos mismos fijan sus días y sus horas de estudio. Además, esta modalidad les permite realizar los módulos desde cualquier lugar. Basta con encender el ordenador y conectarlo a fuente de energía. No hay limitaciones espaciales.

2. Ahorro en desplazamientos:

De hecho, una de las razones por las que muchos profesionales se decantan por esta opción es por el ahorro que supone en desplazamientos. Cursar un MBA a veces implica trasladarse a otras ciudades o países, con la cual la modalidad no presencial resulta una excelente alternativa.

3. Conciliación con otra actividad:

Adicionalmente, esta flexibilidad en cuanto a horarios y espacios permite que los alumnos lleven a cabo actividades simultáneas al MBA. Por lo general, el recurso online es la modalidad por excelencia para quienes se desempeñan en una empresa y no pueden cursar los módulos de manera presencial. También cuando se adelantan otro tipo de estudios.

4. Aplicación inmediata:

Cuando se concilia con una actividad laboral, el MBA supone la ventaja de poder aplicar los conocimientos adquiridos de manera directa. No es necesario esperar a que los módulos avancen hacia fases prácticas. Cada profesional, desde su sitio de desempeño, emprende la tarea de aplicar dichos conocimientos.

5. Evaluación más objetiva:

Antes decíamos que un MBA online supone la pérdida de interactividad con los docentes. Sin embargo, a la vez contribuye a que éstos realicen evaluaciones de una forma más objetiva. El hecho de no conocer presencialmente a sus alumnos garantiza que los exámenes y las valoraciones se centren exclusivamente en los trabajos o documentos que cada alumno elabore.

Según datos del portal onlineeducation.net, la industria de la educación a distancia o a través de modalidades online reporta unos 34 billones de dólares anuales. Sólo en los Estados Unidos, existen cerca de 25.000 cursos en Internet a los que se matriculan casi tres millones de estudiantes en todo el país.