Preparar la sucesión en la empresa familiar ¿qué pasa cuando hay varios herederos?

sucesion empresa familiar

Como verás en la guía gratuita "Sucesión en la empresa familiar", el cambio intergeneracional en una empresa es quizá uno de los momentos más importantes a los que se enfrenta un director . El paso de una generación a otra suele ser un momento de crisis. El fundador se resiste a dejar de ejercer el control sobre la compañía, mientras que el sucesor está ansioso por tomar las riendas. Esta situación se agrava cuando el número de familiares en posición de ocupar el puesto del fundador es más de uno. Cuando el tránsito es de un padre a un hijo pueden surgir algunas diferencias de opinión y momentos complicados. Sin embargo, ¿qué sucede cuando son varios los hijos interesados en ocupar puestos en la dirección?  

Reparto de acciones

Muchos empresarios familiares solucionan la situación repartiendo acciones a través de herencia. Al hacerlo, se enfrentan a diversas cuestiones:

  • ¿Hay que repartir a todos los hijos por igual? El primer instinto suele ser imponer la equidad entre todos los hijos. Sin embargo, esta decisión no tiene en cuenta el compromiso y los esfuerzos previos que algunos de los sucesores pueden haber realizado durante años a la compañía, o las motivaciones particulares de cada uno de ellos. Es equitativo pero no siempre justo. Por el contrario, cuando estas variables se tienen en cuenta, surgen los agravios comparativos entre hermanos y es muy complicado llegar a una solución con la que todos estén contentos, porque entrarán en juego elementos de carácter subjetivo.
  • ¿Cuánto debe retener el empresario familiar? Es una cuestión que a menudo se olvida, pero que es importante por las implicaciones que tiene en cuanto a derechos patrimoniales.

Distintas soluciones para el mismo dilema

En cualquier caso, las tensiones en la familia serán inevitables. Al final, la fórmula adoptada tendrá parecido con alguna de estas soluciones:

  • Colaboración: aunque uno de los hermanos, el designado como sucesor, dirige la compañía, el resto forman parte de la directiva y tienen a su vez sus parcelas de control.
  • Reparto igualitario: entre dos o más hermanos. Solamente funciona cuando se respetan mutuamente y tienen áreas de responsabilidad distinta, por ejemplo uno de ellos controla el área comercial y el otro la producción.
  • División estructural: la empresa se divide en varias sedes o centros y cada uno está dirigido por uno de los sucesores. Puede llegar el caso extremo, en que lo que suceda es la división en varias empresas a partir de la original. Es importante en este caso que tengan líneas de negocio distintas para no entrar en competencia.
  • Dirección unipersonal: se trata de una solución en la que uno de los hermanos asume la dirección y el resto conserva la propiedad pero no está involucrado en la organización.
  • Dirección externa: se nombra a un gerente externo para que dirija la compañía mientras que los sucesores conservan la propiedad.

Esta variedad de estilos de sucesión demuestra que no hay una solución única y que cada empresa familiar tiene que buscar aquella que más se adapte a la cultura de la familia, con el objetivo de minimizar los posibles conflictos.

 

Fuente imagen: Flickr / andrijbulba