Premios Emprendedor XXI 2014, el reconocimiento de un gran esfuerzo

Premios emprendedor

“Detrás de cada emprendedor hay una historia escrita, no solo en términos económicos, financieros o administrativos, sino también de vicisitudes, creatividad, esfuerzo y riesgo”. Así comenzaba el discurso de presentación de los Premios Emprendedor XXI de Ana Isabel Mariño que se celebraron el pasado mes.

Detrás de cada emprendedor, también suele haber una familia que le apoya y se compromete con su proyecto hasta niveles que ponen en juego la seguridad de su patrimonio. El esfuerzo no es solo del emprendedor, sino de todos los que le rodean, que muchas veces son olvidados. Solo la edición madrileña de este premio se han presentado 77 empresas. En toda España, 584. Un pequeño porcentaje de ellas conseguirá sobrevivir los próximos años y convertirse en un verdadero negocio, en muchos casos de tipo familiar, que contribuirá a la riqueza de nuestro país. Los 17 galardones de la fase autonómica, uno por Comunidad, ya se han entregado. Cada una de ellas se lleva un premio en metálico de 5.000 euros y la asistencia a un curso de aceleración de la Universidad de Cambridge. En noviembre, tres finalistas participarán en un puente tecnológico a Silicon Valley, Tel Aviv o Nueva York. En noviembre se nombrará el ganador de esta edición 2014, que obtendrá 20.000 euros. Además se nombrarán dos accésits; uno a la innovación y otro al impacto social.

¿Qué tipo de empresas participan?

Entre los 17 nominados autonómicos se encuentran muchas empresas de base tecnológica. La razón es sencilla; menor necesidad de inversión inicial, posibilidades de rápido crecimiento y ninguna barrera geográfica. Entre ellas, desarrollo de videojuegos, plataformas online de networking y  de selección de personal especializada en trabajadores domésticos, sistemas de control de ordenador con los ojos, aplicaciones para el control de colas y otras especializadas en sistemas de comunicaciones. Hay ganadores de otros sectores,  aunque los menos y también con importantes componentes tecnológicos como marketing para hostelería y turismo, salud, energía, biología molecular, predicción meteorológica o documentación para arquitectura, minería e industria.

¿Qué caracteriza a estas empresas?

Además del componente tecnológico y la baja inversión inicial mencionadas, todas las candidatas tienen en común un alto grado de especialidad en su sector y han sido capaces de encontrar nuevos nichos de mercado. Ninguna ha superado los dos años de vida, lo cual es un requisito para presentarse al concurso. La mayoría se orientan a solucionar nuevas necesidades surgidas de los rápidos cambios a los que nos vemos sometidos como sociedad, y han conseguido transmitir confianza a sus clientes.