Pasos para elaborar tu plan de negocio

Uno de los principales errores que cometen los emprendedores es no elaborar un plan de negocios para su pyme. Este documento, esencial para cualquier tipo de empresa, refleja todos los datos clave de la idea de negocio y describe los procesos que se pondrán en marcha para emprender esta idea.

1. Plan de negocios

Elaborar tu plan de empresa te ayudará a descubrir la viabilidad de tu negocio, identificar los puntos débiles que debes mejorar en tu proyecto y reflexionar sobre qué deseas emprender y cómo lo vas a hacer. Además, este documento te servirá de guía en tu día a día. Sin embargo, estos no son los únicos motivos por los que debes comenzar tu proyecto plasmando tus propósitos y conclusiones en este dosier. La principal razón por la que la mayoría de los emprendedores elaborar un plan de negocios, es porque es una herramienta clave a la hora de conseguir financiación. No obstante, el simple hecho de redactar este documento no es sinónimo de éxito ni de dinero. Para que el plan te ayude a alcanzar tus metas, debe ser profesional, realista, sólido y viable.  

Qué elementos debe reflejar tu plan de negocios

Redactar un plan de negocios profesional y sólido, con el que convencer a inversores o a tus futuros accionistas, requiere de esfuerzo y tiempo. Realizar estudios, conocer el mercado, familiarizarte con el negocio, analizar tus opciones y seleccionar tu idea de negocio, son algunas de las tareas por las que deberás comenzar.

Los primeros pasos antes del comenzar a redactar tu plan.

Antes de comenzar a redactar tu plan de negocios, es importante que tengas claro qué empresa crear. La motivación es el motor del éxito, por lo que tu proyecto debe centrarse en algo que te guste, te motive, conozcas y para lo que estés preparado. Antes de decantarte por un nicho de negocio concreto, es conveniente que analices el entorno que rodea a la empresa. Con este fin puedes utilizar estrategias como:

  • El análisis PEST: a través del que se analizan las condiciones Políticas, Económicas, Sociales y Tecnológicas que pueden influir en tu negocio.
  • Análisis DAFO: para examinar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Opciones de tu nuevo negocio.

También necesitas conocer en profundidad el mercado en el que te vas a adentrar. Para ello, deberás analizar tres sectores clave:

  • Tu competencia. Necesitas Investigar a tu competencia, descubrir sus puntos fuertes y los débiles, averiguar por qué acuden los clientes a ese negocio e identificar si es posible mejorarlo.
  • Los proveedores: son un factor esencial en tu negocio. Conocer si hay una gran variedad de proveedores o si vas a depender sólo de uno, investigar los precios y las condiciones que te ofrecen, será clave para tu negocio.
  • Los clientes: todo plan de empresa debe basarse en un riguroso estudio de mercado que ayude a detectar el mercado meta de tu nueva empresa. Segmentar el mercado te ayudará a diseñar estrategias más eficaces, por tanto, debes conocer las características comunes que definen a tus futuros clientes.

Apartados que no pueden faltar en tu plan de negocios

Una vez tengas clara la idea de negocio y poseas la información necesaria para comenzar a desarrollar esta idea, es el momento de dar forma a tu proyecto. En él debes reflejar, al menos, los siguientes apartados:

  1. La idea de negocio. Se trata de explicar en qué va a consistir tu negocio, los rasgos generales y aspectos claves que lo definen.
  2. Breve presentación del emprendedor o socios. Es conveniente presentar a todos los socios que forman parte del proyecto, describiendo la trayectoria profesional y las motivaciones por las que vais a emprender este nuevo negocio. Este apartado puede ser fundamental a la hora de conseguir financiación.
  3. Describir el producto o servicio. Llega el momento de detallar más la idea de negocio. Define en qué consiste el producto que vas a vender o el servicio a ofrecer. Explica qué es lo que hace que este producto/servicio sea diferente al resto, cuál es su valor, qué lo hace especial. Aquí puedes aclarar el plan de producción, siempre que no quieras dedicarle un apartado aparte, para describir algunas cuestiones clave, o que te gustaría destacar,  de este proceso, como si el proceso será 100% ecológico.
  4. Identificar tu mercado meta. No te olvides de detallar cuál es tu mercado meta y definirlo en este capítulo.
  5. Definir las estrategias de marketing. El marketing es una herramienta básica para el éxito de tu negocio, por eso debes precisar qué estrategias vas a utilizar para captar nuevos clientes y fidelizar a los que vas consiguiendo; cómo vas a promocionar tu producto o servicio o qué estrategias de precio vas a seguir.
  6. Reflexionar sobre la necesidad de contratar a personal. Si antes no te habías planteado esta opción, ha llegado el momento. No siempre se precisa contratar para poner en marcha una empresa, puede que tú solo puedas ejercer todas las funciones, o que cuentes con la ayuda de socios. Además siempre puedes contratar servicios externos. En este apartado debes plasmar si vas a contratar a alguien, la jornada de tus trabajadores y el tipo de contrato que puedes firmar según sus funciones y experiencia. también conviene reflejar las estrategias de comunicación y relación que deseas establecer y aclarar si se va a llevar a cabo un plan de incentivos y cómo será.
  7. La forma jurídica de tu empresa. Elegir la forma jurídica dependerá de varios factores, como si cuentas con socios o no, el volumen de negocios que esperas tener, los riesgos a los que te enfrentas o el capital inicial que dispongas. Cada forma jurídica tiene sus pros y contras. Analízalos para seleccionar aquella que mejor se adapte a tus necesidades.
  8. El plan de financiación. Llega el momento de la verdad, la hora de hacer cuentas, de analizar la rentabilidad de tu negocio. En esta sección debes aexaminar qué gastos conlleva la empresa, cuánto necesitas vender para ganar dinero y determinar cuánto capital necesitas para comenzar la actividad y cómo lo vas a conseguir, a qué fuentes vas a recurrir.

Consejos para que tu plan de negocios tenga éxito

El éxito de tu plan depende tanto de su contenido como de su  presentación. Una buena presentación mejorará tu imagen profesional y hará que los lectores estén mucho más receptivos. Por eso, antes de presentar tu plan a algún inversor o socio, es necesario que sigas estos consejos:

  • Cuida la imagen del documento. Una buena portada, un índice, páginas enumeradas, imágenes a color, son elementos que pueden ayudarte a ofrecer una buena imagen.
  • Prepara una presentación, como un documento en power point o cualquier otra publicación interactiva, que pueda ayudarte a presentar el proyecto de manera atractiva.
  • Revisa la ortografía y los errores gramaticales. No es muy profesional un documento mal escrito.
  • Comprueba que los cálculos están correctos. Nadie confiará en ti si tienen que corregir tus cuentas.
  • Resumen del plan. Inserta, en las primeras páginas, un resumen ejecutivo, como máximo de dos folios, donde describas los puntos clave de tu plan de negocio.