Nuevo sello de innovación para las pymes

Sello pyme innovadora BOE

Con el objetivo de identificar de forma más exahustiva y ayudar a las pymes innovadoras, ha entrado en vigor el pasado 11 de junio la Orden Ministerial que regula el funcionamiento de un Registro de Pymes Innovadoras dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, al tiempo que se adjudicará a las que figuren en él un sello de innovación. A efectos prácticos, figurar en el citado registro y disponer de este nuevo sello de innovación para pymes  favorecerá la canalización de ayudas especiales procedentes de fondos públicos.

 

Más ayudas para I+D+i

Las pymes que formen parte de este registro podrán optar a incentivos adicionales, como por ejemplo, la plena compatibilidad de la bonificación a las cuotas a la Seguridad Social con las deducciones fiscales por Investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que contempla el artículo 35 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades. Usar el sello con fines publicitarios y comerciales es otra de las ventajas que se espera obtener de la iniciativa. Además, de acuerdo con la normativa, se espera que estas medidas contribuyan a consolidar el marco legal para las pymes que apuestan por la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (I+D+I).

¿Cómo registrarse y obtener el sello?

Para poder obtener este sello se precisa formar parte del Registro. Una vez constan en él  se otorga también el Sello de pyme innovadora, de necesaria renovación cada cierto tiempo. De no renovarse, se perdería el sello. La Orden Ministerial regula el funcionamiento del Registro de Pyme Innovadora, así como las distintas vías de inscripción, desde la automática que incluirá de oficio a las pymes innovadoras que cumplen con los requisitos exigidos en el Real Decreto 475/2014, ya identificadas como tales, así como a aquellas que soliciten su reconocimiento. Para ello, se debe solicitar su reconocimiento a través del Registro electrónico del Ministerio de Economía y Competitividad, demostrando el cumplimiento de alguno de los requisitos establecidos en el Real Decreto mencionado, como demostrar el carácter innovador mediante su propia actividad o con el respaldo de una entidad de certificación mediante la aportación del respectivo certificado. En particular, se considerará que una pyme es intensiva en I+D+i cuando consiga certificaciones oficiales reconocidas por el Ministerio de Economía y Competitividad, entre ellas la de la certificación de Joven Empresa Innovadora (JEI), pequeña o microempresa innovadora o certificación de la European Quality Assurance Spain (EQA) o de cualquier otra acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

Una apuesta por la contratación pública

La citada Orden tiene por objeto desarrollar el Real Decreto 475/2014 sobre bonificaciones en la cotización de las cuotas a la Seguridad Social del personal investigador con el fin de establecer políticas de ayudas a las pymes que invierten en innovación. En concreto, se persigue aplicar medidas que estén en sintonía con las grandes líneas que se están estableciendo en el marco comunitario mediante el incrementeo de ayudas. Sobre todo, se pretende su impulso mediante la compra pública innnovadora, que busca desarrollar nuevos mercados mediante la contratación pública.