¿Necesita tu empresa una family office?

Family office

¿Has escuchado hablar alguna vez de las “family office”?. ¿Sabes en qué consisten sus servicios? Lo primero que necesitas para saber si en tu empresa necesitáis una family office es que son firmas que ayudan a una o varias familias a gestionar su patrimonio financiero, empresarial o inmobiliario. Se encargan de la gestión del patrimonio actuando como interlocutor y asesorando a las familias en materia financiera, de gestión bancaria, de creación de estructuras fiscales, etc., siempre con absoluta discreción.

Si tu familia empresaria es pequeña y atiende a cuestiones económicas básicas, es probable que no le compense crear una family office, sino subcontratar los servicios que necesite a un multi-family offices para patrimonios reducidos con el objetivo de no sobrecargar de trabajo a los departamentos a los que les correspondería esta tarea y asegurar la total confidencialidad de las diferentes operaciones.

Tipos y características de las “family office”

Podemos distinguir tres tipos distintos de family office:

  • La que ofrece servicios a los accionista de la empresa familiar. Les ayuda a gestionar su patrimonio, sin realizar ningún tipo de inversión.
  • Aquella que además de ofrecer los servicios de las anteriores, también se dedica a realizar inversiones de capital de riesgo o de desarrollo.
  • La que desarrolla una labor mixta, por un lado dan servicio a las familias pero, a la vez, son entidades inversoras.

Las características y formas de operar son, a grandes rasgos:

  • Profesionalización. Te ofrecen servicios especializados y gestionados por  profesionales que están a disposición de tu empresa.
  • Personalización. Independientemente del tipo de family office, el trato será personalizado y los servicios que te ofrecerán estarán adaptados a las características y necesidades de tu empresa.
  • Discreción. No dan publicidad de las operaciones que realizan.
  • Transparencia y seriedad.
  • No financian las operaciones que realizan.
  • Rápidos en la toma de decisiones porque tienen muy claro el tipo de activos que quieren adquirir.
  • Su gestión se basa principalmente en:

o   Asesoramiento financiero, legal, tributario…

o   Inversiones inmobiliarias, corporativas, planes de ahorro, etc.

o   Contratación de seguros.

o   Creación de estructuras fiscales.

Clientes de una “family office”

Existen tres perfiles de clientes de una family office, esto te ayudará a incluir a tu empresa familiar en alguno de ellos para saber si tu negocio lo necesita:

  • Familias empresarias con años de tradición y con patrimonio pero que no son especialistas en finanzas ni en manejar sus activos.
  • Gente que vendió sus acciones o su empresa y que eran buenos empresarios pero sin idea de cómo estructurar el patrimonio obtenido por la venta.
  • El dueño de una empresa, todavía vinculado a la misma, que no tiene tiempo de ocuparse de la separación entre empresa y patrimonio.

En España, las más conocidas family office son las que gestionan el patrimonio de un único grupo familiar con elevado patrimonio. Ejemplos conocidos son las family office de las Koplowitz (Omega), Ortega (Ponte Gadea), Del Pino (Pactio) o Abelló (Torreal), aunque existen otros que no son tan conocidos o que pertenecen a familias con patrimonio inferiores.