MBA, una ventana hacia oportunidades laborales en el extranjero

MBA extranjero El aumento de la formación y el desarrollo de habilidades directivas son las dos razones principales por las que un profesional decide estudiar un MBA.

Sin embargo, no son las únicas. En la lista de objetivos profesionales, también ocupa un lugar significativo el hecho de abrirse a nuevas opciones laborales, sobre todo si se trata de ofertas ubicadas en el extranjero. Trabajar fuera es uno de los objetivos de muchas personas. Generalmente, es un salto que dan tras haber agotado casi todas las etapas de su formación y con el que buscan recuperar la inversión inicial que supuso el programa académico. Los MBA se han convertido en una buena vía para ello. Además de los beneficios para la formación de los candidatos, está claro que un grado de estas características amplía las expectativas laborales de las personas y, si viene acompañado del dominio de una segunda o tercera lengua, es sin duda una ventaja añadida.  

  Si estás pensando en dar el salto hacia el extranjero, antes es necesario que tengas en cuenta una serie de elementos para sacar el máximo provecho a la experiencia y puedas aplicar adecuadamente tus conocimientos.

  • La empresa:

Es fundamental saber quién te contrata. Asegúrate de que la empresa interesada en tu currículum cuenta con la experiencia necesaria en el campo en el que opera y que, sobre todo, te ofrezca estabilidad y seguridad. Recuerda que es el sitio en el que aplicarás los conocimientos que has adquirido durante el MBA.

  • El idioma:

Cuando el caso lo necesite, domina el idioma del país de destino. Como no se trata de una experiencia iniciática sino que vas a desarrollar relaciones laborales de alto nivel, es fundamental que tengas competencias en las cuatro áreas básicas del idioma nativo: oral, escrita, auditiva y comprensión lectora. Eso sí, vayas a donde vayas, no olvides que el inglés es una herramienta necesaria.

  • El cargo al que te postulas:

Presta atención al cargo al que te postulas. Si durante el MBA adquiriste nociones y habilidades de gran calidad, el puesto de trabajo debe ser el más apropiado para ponerlas en práctica. De nada vale que las tengas si no las aplicas.

  • La remuneración:

Aunque no es el factor más importante, sí que influye en el momento de tomar la decisión de trabajar en el extranjero. Asegúrate de que tu nómina es acorde con las funciones que desarrollarás y, sobre todo, con los conocimientos que has adquirido durante tu etapa formativa. Recuerda que la gran mayoría de profesionales que han realizado un MBA, aspiran a recuperar la inversión que supuso sus estudios en un período de entre 2 y 3 años.

 

Principales opciones laborales para graduados de MBA

Ahora bien, si echamos un vistazo al mercado laboral actual, vemos que la oferta para los graduados de un programa MBA es variada. Aunque casi siempre depende de la red de contactos que cada alumno haga durante el programa de estudios, hay cargos para los que las empresas siempre están en busca de nuevos profesionales:

  • Director de comunicación corporativa.
  • Inversionista bancario.
  • Consultor de gestión.
  • Responsable de Recursos Humanos.
  • Director de finanzas.
  • Coordinador y gestor de proyectos.