Más allá de la legalidad. El código de conducta familiar

Aunque la ley regula y protege el protocolo familiar y establece su inscripción voluntaria en el Registro Mercantil, en la práctica la mayor parte de las veces queda establecido como un acuerdo privado entre los miembros de la familia que están implicados en la gerencia de una empresa. Complementariamente al texto legal del protocolo, se debe definir un código de conducta de familiar. Se trata de un documento redactado voluntariamente por los miembros de la familia en el que se exponen una serie de principios que toda la empresa se compromete a seguir.

6.Mas-alla-de-la-legalidad

Contenido

El contenido de los códigos de conducta puede ser muy variado y depende totalmente de la cultura de la empresa familiar y del país al que pertenece. En general, sirven para concretar en la práctica los valores y la filosofía de la compañía. Cada vez son más las empresas familiares que formulan su propio código. Desde el punto de vista de la familia es clave ya que, al pasar a formar parte de la compañía, aceptan el compromiso moral de asumir dicho código en su conducta profesional. Estamos ante un mensaje que se lanza ante el resto de los miembros de la familia en el sentido de expresar su compromiso de asumir determinadas responsabilidades, con lo que se refuerzan los vínculos de confianza en el seno de la relación familiar.

Algunos de los aspectos mencionados en un código de conducta pueden ser:

  • La prohibición de conductas y la toma de decisiones que pongan en riesgo la seguridad de la familia y de la empresa, como puede ser la realización de determinadas inversiones.
  • La obligación de acatar la normativa legal en lo referente a la gestión contable y al pago de impuestos.
  • La descripción de los mecanismos de toma de decisiones y resolución de conflictos de intereses.
  • La prohibición de llevar a cabo negocios ilícitos.
  • Los límites a la utilización del nombre de la empresa, la marca y sus servicios y recursos para asuntos personales.
  • La especificación de un trato ético para los clientes y proveedores.
  • Las normas relacionadas con el trato a los empleados ajenos a la familia.
  • La obligación de transparencia de la información entre los miembros de la familia.
  • El derecho a expresar opiniones.
  • Las normas relacionadas con la vestimenta y el aspecto visual, así como el comportamiento en el lugar de trabajo.

Complementariamente, aunque no es lo habitual, se pueden establecer las sanciones correspondientes por el incumplimiento de cada una de las reglas descritas en el código. El código de conducta asienta las expectativas sobre el comportamiento de los miembros de la familia y ayuda a evitar conflictos internos.  

Fuente imagen: Flickr / Lars Plougmann