Liderazgo empresarial: ¿Tienes madera de líder?

Liderazgo empresarial Tienes madera de lider Aunque siempre se pueden potenciar las habilidades personales, organizativas y de gestión, lo cierto es que hay algunos rasgos que debe poseer un buen líder, como la pasión, la visión, la creatividad, la intuición, la confianza, la autenticidad, el buen humor y la empatía.

Que muchos de los puestos mejor pagados en las empresas conlleven funciones de liderazgo no significa que a la hora de desempeñarlos necesariamente lo hagan personas que tengan madera de líder. Además de una formación adecuada, para lograr grandes cosas, se precisa de una connatural capacidad para ello. En efecto, más allá de ser una herramienta para conseguir objetivos empresariales y rendimiento económico en forma de beneficios, promoción interna o de altos sueldos, el liderazgo es una actitud que se asienta en una personalidad que tiene una serie de rasgos. Los directores generales, coordinadores, directores de equipo y otros puestos de mando en la empresa han se asumir estilos de liderazgo concretos para alcanzar los objetivos empresariales. No se trata de escalar jerárquicamente sino de liderar equipos humanos para el logro de metas comunes, ese fin corporativo que, para el líder, no implica poder sino una gran responsabilidad.  

 

Las señales de que eres un líder

Si entendemos la empatía como la base del proceso de comunicación, el liderazgo natural se revela como idóneo para el emprendimiento y la implicación de los equipos. Sus rasgos, a su vez, reúnen características de otros distintos tipos de liderazgo empresarial, como el carismático, el participativo o el transformacional. Aunque la realidad está llena de excepciones y, de hecho, hay buenos líderes empresariales que carecen de características que creemos esenciales para serlo, como aproximación a la cuestión las listas pueden ser útiles. A modo orientativo, éstos son algunos de los rasgos principales que te ayudarán a saber si tienes madera de líder:

  • Sabes escuchar: Tienes mucho ganado como futuro líder si eres una persona accesible, empática, que practica la escucha activa de forma natural con sus compañeros y amigos, haciéndoles sentir mejor y buscando soluciones a sus problemas.
  • Tienes control emocional: Cuando los problemas personales interfieren en el trabajo se pierde la profesionalidad y se generan problemas que deterioran el ambiente de trabajo de un modo a menudo irrecuperable. Saber separar una cosa de la otra es un punto positivo en tu haber de gran líder.
  • Ser responsable, una prioridad: Si asumes tus responsabilidades como tales e incluso las de los demás para ayudarles, sin esperar nada a cambio, también tienes mucho terreno ganado como líder. No postergar de manera injustificada las reuniones o cualquier otra obligación en tu vida laboral o personal significa mucho.
  • Admites las críticas: Mantener la mente abierta es importante para motivar equipos, tanto a la hora de buscar la eficiencia como para crear un clima de confianza y participación. Si piensas que las críticas constructivas nos ayudan a ser mejores y veres un buen referente para fomentar la mejora continua.
  • Eres positivo: Si eres positivo incluso cuando algo van mal o no todo lo bien que esperabas e intentas ver el lado bueno de las cosas, significa que puedes tienes una valiosa característica de un gran líder, capaz de superar errores y circunstancias adversas.
  • Sabes priorizar la calidad: Tienes un rasgo propio de un líder si a la hora de afrontar un trabajo en el que la calidad es importante sabes organizarte para ajustarte a plazos sin renunciar a ella.