La vocación como motor de cambio en la empresa familiar

Si en algo se ponen de acuerdo los diferentes expertos es que en la empresa familiar se reúne la participación de la familia en la propiedad y dirección de la empresa, la interdependencia entre estas variables y la transferencia generacional bajo la vocación de continuidad. Es la vocación por el trabajo en la empresa y por su supervivencia lo que motiva a muchos fundadores responsables la necesidad de organizar la manera en que esos valores se sigan promoviendo porque se consideran parte importante del éxito del negocio.  

empresas familiares españolas  

Este espíritu de traspaso de conocimientos para conseguir la perduración en el tiempo es clave para crecer y sobrevivir en los nuevos mercados caracterizados por el desarrollo tecnológico y los avances en los nuevos métodos de información y comunicación.  

Gestión del conocimiento para la continuidad de la empresa

Esta vocación de continuidad tiene que estar motivada por la necesidad de innovación para crecer, adaptarse y sobrevivir facilitando la creación de puestos de trabajo y la riqueza de los miembros de la familia. Los estudiosos en el área de gestión del conocimiento se ponen de acuerdo en aceptar la importancia de la transferencia tanto del conocimiento tácito como del trabajo en equipo y la pasión por la empresa para conseguir ventajas competitivas en tu empresa familiar. La gestión del conocimiento orientada a la vocación constante por el emprendimiento puede suponer la diferencia entre supervivencia o fracaso de tu empresa. Sin embargo, no son muchos los estudios que se preocupan por este aspecto en las empresas familiares. Uno de los temas claves que debes estudiar en cuanto a la gestión del conocimiento es la capacidad de transmisión del espíritu innovador como condición para desarrollar nuevas ideas que abran a tu empresa nuevas posibilidades de negocio.

Transferencia de conocimientos para promover la innovación

Ten en cuenta que la transferencia de conocimientos efectiva (la de las mejores prácticas, la creación de nuevos productos, la rapidez en el aprendizaje, etc.) es más sencilla en el ámbito de la empresa familiar, por la experiencia compartida tanto en la empresa como en la familia. Sin embargo, tienes que preocuparte de que esa transferencia, sobre todo de los conocimientos tácitos, también se realice hacia los miembros de la empresa que no son familiares. Un clima en el que se promueva el aprendizaje podrá crear fácilmente nuevos conocimientos que reviertan en mayor capacidad de cambio, innovación y rendimiento. Es importante, por lo tanto, que mantengas en la empresa un ambiente favorable a la transmisión de conocimientos. Desarrolla la cultura de empresa necesaria para que todos los miembros compartan la información acumulada y la adquirida con el objetivo de favorecer la innovación y la rapidez en los cambios necesaria para sobrevivir ante cualquier cambio en la orientación de los mercados.