La motivación: elemento clave para aumentar las ventas

motivar ventas

Uno de los departamentos más importantes de cualquier empresa es el de ventas. En este equipo recae casi todo el peso del éxito de un negocio. A pesar de las estrategias de marketing y de las campañas que se lleven a cabo, si el equipo de ventas no ejerce bien sus funciones, con gran seguridad se perderán no sólo ventas, también clientes.

Para evitar este tipo de situaciones, es fundamental que el equipo de ventas se encuentre motivado. Su función no es nada sencilla, pues a pesar de estar pasando por un mal momento, de tener un mal día o de estar cansado, siempre tiene que mostrar la mejor de sus sonrisas y ofrecer un excelente servicio y trato a cada uno de los clientes, desde el más agradable hasta el más exigente o el más irritante. Por si esto fuera poco, los comerciales deben competir también con otros negocios y con internet, hoy día el mayor rival de cualquier negocio físico. Hacer frente a estas situaciones y mantener una actitud amable y profesional, sólo es posible cuando el nivel de motivación de los trabajadores es alto. Por eso, entre tus planes y estrategias de empresa, debes desarrollar un programa de marketing interno, que favorezca la retención del talento y que fomente la motivación tanto grupal como individual.  

Consejos para motivar a tu equipo de ventas

Motivar significa estimular, animar, impulsar a las personas para que se muevan o luchen por un objetivo. En este caso el reto sería reforzar y multiplicar el número de ventas. Sin embargo, conseguir incrementar la motivación en la empresa no es una tarea sencilla; requiere tiempo y dedicación para conocer a fondo a los miembros de tu equipo y saber cómo obtener lo mejor de cada uno. No obstante, el esfuerzo merece la pena. Tus trabajadores acudirán a su lugar de trabajo mucho más contentos, se encontrarán a gusto desarrollando sus funciones y brindarán a los clientes o usuarios un trato y servicio excepcional. Todo esto se traduce en una mayor productividad de los trabajadores, una mayor satisfacción de los clientes y un incremento de la rentabilidad de la empresa. Algunas estrategias que puedes poner en marcha para motivar a tu equipo de ventas son:

  1. Realiza reuniones periódicas con ellos, tanto a nivel grupal como individual. El objetivo de estas reuniones es conocer a los comerciales y los problemas o dificultades con los que se encuentra, tanto a nivel personal como profesional. Preocuparte por los miembros de tu equipo fortaleceré el sentido de pertenencia y el compromiso de los miembros por la empresa, Además, te dará la oportunidad de conocerlos mejor y descubrir cómo motivarles.
  2. Apóyales en todo momento. Los tiempos no son fáciles. Competir contra internet puede resultar muy complicado. Si tu equipo lo está dando todo pero no consiguen los objetivos debes alentarles, mostrarles tu apoyo y buscar soluciones conjuntas.
  3. Proporciona formación específica. La formación puede ser un gran incentivo para tu equipo y una herramienta básica para mejorar los resultados. Ofréceles sesiones de coaching o programas para aprender nuevas estrategias de ventas.
  4. Diseña un plan de incentivos grupal. Puedes proponer unas metas de ventas a nivel de equipo, para que todos se esfuercen para alcanzar los resultados, y premiarles con un complemento económico. Evita objetivos que puedan generar una rivalidad entre los miembros del equipo, pues puede ser contraproducente para la empresa.
  5. Premia el esfuerzo individual. También debes recompensar el esfuerzo individual que realiza cada uno de los miembros de tu equipo. Proponles pequeñas metas personalizadas y prémiales cuando las alcances, por ejemplo con días libres o con la asistencia a algún taller, según sus intereses personales y aspiraciones.
  6. Celebra los triunfos con ellos. Es importante reconocer y celebrar públicamente la consecución de los objetivos. Este tipo de gestos hará que los trabajadores sientan que sus esfuerzos son reconocidos y compensados.