La empresa se amplia, el modelo de Equipo familiar

Si en tu familia trabajáis juntos en un proyecto de empresa, o necesitáis adaptar el modelo de la  vuestra para estructurar cambios que promuevan su evolución, es el momento de analizar detenidamente cuál es la estructura que mantenéis y cómo esto puede estar afectando a la consecución de otros objetivos. La-empresa-se-amplia,-el-modelo-de-Equipo-familiar  

El modelo de equipo familiar frente al modelo de equipo profesional

La empresa de equipo familiar se caracteriza por ser un grupo familiar grande y complejo que gestiona una empresa con una estructura sencilla. Se trata de un tipo de empresas muy común en nuestro país, porque supone más del 22% de nuestro tejido empresarial familiar. Para este tipo de empresas lo importante es la transmisión del legado, más que el carisma del líder. El  proceso de institucionalización de manos de la profesionalización del negocio puede dar al traste con este tipo de estructura, debido a la dificultad de gestionar una familia tan amplia. Este tipo de empresas pueden situarse muy bien en el ciclo de vida de una empresa que se creó en la generación pasada y cuyo legado y tradición ha sido mantenido por la segunda generación. Una vez el legado y la tradición familiar ha sido asegurado la empresa familiar tiene que seguir su evolución y es aquí cuando puede surgir el problema. La tercera generación debería dar paso al desarrollo de un modelo institucional que convierta esa dirección familiar en una dirección profesional, dando lugar al modelo de equipo profesional.  

Del modelo profesional a la corporación

El modelo profesional se desarrolla cuando los miembros de la empresa son conscientes de la exigencia necesaria en la dirección para poder conseguir que la empresa evolucione con la familia extensa que la dirige de forma profesional. El siguiente paso en la evolución de estas empresas conocidas como equipos profesionales es convertirse en corporación. Esta estructura de empresa permite a los miembros de la familia manejar el gobierno de una empresa compleja dentro de una estructura familiar extensa. Dentro de estas empresas es importante que los equipos directivos mantengan una actitud de comunicación, delegación y asertividad para poder estructurar con éxito la red de relaciones personales que se desarrolla dentro del micro mundo de una empresa familiar compleja.

Igualmente cualquier transición en el liderazgo que se produzca en el modelo de la empresa tiene que estar gestionado conscientemente para poder actuar sobre las debilidades e identificar las fortalezas.