La cultura de la familia como fuente de satisfacción

La-cultura-de-la-familia-como-fuente-de-satisfacción

La empresa familiar posee características únicas que hacen que la cultura de la familia, la ideología subyacente, las creencias y los valores que tienen que ver con ella tengan que tenerse en cuenta de forma clara. La incidencia de estas en el desarrollo de la gestión tiene resultados más que positivos.      

Empresa familiar, un valor añadido

Debes cultivar los dones innatos que se manifiestan en las organizaciones familiares como parte de su cultura:

  • La estabilidad y flexibilidad.

La estabilidad es una de las características propias de negocios familiares en los que los puestos directivos se ocupan durante largos periodos. Esto proporciona un clima de estabilidad que favorece el desarrollo de una cultura sólida y arraigada.

Sin embargo, los directivos de estas empresas están también acostumbrados resolver dilemas en los que a un lado está lo mejor para la empresa y al otro lo que es bueno para la familia.

  • La importancia de los valores fundamentales. La empresa familiar parece resaltar, como parte fundamental de su cultura, valores como la dignidad, la equidad, el coraje, el esfuerzo en el trabajo el trato respetuoso, etc., frente a otros como la calidad, la eficiencia o la atención al cliente.

Para la familia es sencillo identificarse con estos valores personales, más que con los relacionados con las tareas; lo que facilita la identificación con esta cultura de la empresa familiar.

La cultura de la empresa, patrimonio inmaterial de la familia

Estos bienes inmateriales de la empresa no se tienen en cuenta en la medida en que deberían. Existen muchos estudios sobre objetivos y resultado, sin embargo, pocos que traten el tema de la cultura de la empresa familiar y de cómo debería tenerse en cuenta en los procesos de sucesión, tan importantes y decisivos para las empresas familiares. Trabajar sobre las relaciones familiares en un clima amigable, donde se mantienen reuniones entre la familia y la dirección para compartir esos valores que las hacen únicas, recompensar y apoyar el trabajo siguiendo estos fundamentos de la cultura de la empresa familiar supondrá que se están reforzando los pilares de la empresa y favoreciendo el compromiso con estos valores. Estos valores que representan el espíritu de la empresa, tan difíciles de cuantificar, pueden convertirse en la diferencia comparativa de tu empresa, y finalmente en el quid de su éxito, pero sobre todo, son la fuente de mayor satisfacción que se puede obtener en el desempeño de tu profesión.