Formación y conocimientos necesarios para la dirección de marketing

A medida que el marketing gana terreno y se consolida como una profesión de especial importancia en el sector empresarial, el concepto parece ampliarse y abarcar nuevas áreas del conocimiento. De hecho, en las últimas dos décadas ha experimentado una evolución significativa y sin precedentes. dirección-de-marketing Esta ampliación ha ido de la mano de factores como la globalización, el desarrollo de Internet y la irrupción de las nuevas tecnologías, que han potenciado que sus estrategias, modalidades y formatos se transformen por completo.

Tanto es así, que en la actualidad es común establecer la diferencia entre el marketing tradicional o el marketing que emplea otra serie de recursos. La diferencia se debe en parte a esta rápida evolución del concepto a partir de los años 90.  

 

Los retos para los nuevos directores comerciales

Esto no sólo se traduce en facilidades tecnológicas. También implica una serie de retos para los directores comerciales, tanto para aquellos que hagan el tránsito a la era digital como para los que hayan nacido en ella. La principal y más importante de todas es, sin duda alguna, la cualificación. No se trata de que el cargo de director de marketing haya cambiado sustancialmente, pues desde un punto de vista práctico sus labores siguen siendo las mismas. La gran diferencia radica en los recursos y las metodologías que tiene a mano. También influye la expansión del concepto, el cual implica relacionar a menudo los conocimientos exclusivos del área comercial con otras disciplinas, por ejemplo la sociología, la psicología, la comunicación, la publicidad, las finanzas, la contabilidad y las relaciones internacionales, entre otras. El marketing, recordemos, implica no sólo el diseño de estrategias. También se dedica a los estudios de mercado, la definición de audiencias, las investigaciones del consumo y la difusión de valores y principios corporativos. A todos estos campos debe mirar el director de marketing de cualquier empresa. Entre más conocimientos adquiera y más transversal sea su figura, mejores beneficios tendrá en sus labores. La formación integral es su gran propósito.  

¿Qué cosas debe saber un director de marketing?

La lista de conocimientos podría ser interminable, pero un estándar de lo que debería saber cualquier director de esta área incluiría:

  • Comercio:

Es su área básica. Por supuesto, un director de marketing debe saber cuáles son las dinámicas del mercado, cómo funciona, quién interviene y de qué manera sacar el mejor provecho. Es la base sobre la que sustenta sus acciones.

  • Planificación:

Los directores suelen gestionar muchas tareas a la vez, especialmente si están en empresas grandes. La planificación es la clave de su éxito.

  • Selección de personal:

Debe saber, además, cómo elegir al personal que le acompañará en sus proyectos. No puede decantarse por la primera persona que encuentre. También los equipos son fundamentales para la buena marcha de las empresas.

  • Liderazgo:

Un buen director es un buen líder. Además de tener claros los criterios de selección de sus colaboradores, debe saber conducir sus esfuerzos hacia objetivos comunes y gestionar acertadamente su talento y sus competencias. En últimas, debe ser el gran referente de quienes trabajan a su lado.

  • Negociación:

Finalmente, sería una gran contradicción que un director de marketing no supiera negociar. La negociación es la base de cualquier acuerdo comercial y es necesario conocer sus etapas, metodologías, estrategias y fases principales.