Factoring, ¿Qué es? ¿Cómo y cuándo se utiliza?

Comptabilité

El factoring es un instrumento de financiación que se hace efectivo a través de la cesión del crédito a cobrar de una empresa a una entidad financiera, este servicio conlleva una serie de servicios adheridos como son la gestión del cobro, análisis de los deudores y la cobertura ante un posible impago (en el caso del factoring sin recurso).

¿Quién interviene en una operación de

factoring?

Una operación de factoring cuenta con dos intervinientes:

-El Cedente: Cualquier empresa que genere crédito comercial y quiera hacerlo efectivo a través del servicio de factoring.

-El Deudor: Empresa que cuenta con la obligación de hacer frente a los créditos comerciales.

¿Cómo se lleva a cabo una operación de factoring?

Cuando la empresa realiza la cesión del crédito a la entidad financiera, ésta le indica el importe global de financiación del que puede disponer, estableciendo, a su vez, un límite de importe para cada uno de los clientes de la empresa cedente.

Una vez establecidos los importes a negociar se procede a la firma del contrato entre el cedente y la entidad financiera, así como también se efectúa la notificación de la cesión del crédito a la empresa deudora.

La entidad de factoring se encarga de la gestión del cobro al vencimiento de las facturas. En caso de tratarse de factoring sin recurso, asume dicha entidad el riesgo de impago.

¿Con qué servicios adheridos cuenta una operación de factoring?

A parte de la financiación, una operación de factoring cuenta con otra serie de servicios adheridos como:

-Administración: Una serie de tareas de administración y control de los créditos cedidos, facilitando al cliente las indicaciones e información requerida en cualquier punto de la operación.

-Cobertura de riesgo de impago por parte del deudor (Sólo en el caso del Factoring sin recurso):

Cuando se trata de una operación de factoring sin recurso es la entidad financiera la que se hace cargo de la posible insolvencia de la empresa deudora. Lo que conlleva la gestión del posible impagado.

Factoring con Factura electrónica

Cada vez es más utilizada en este tipo de operaciones la factura electrónica , la única diferencia respecto a las operaciones con facturas en papel es la posibilidad de realizar la transmisión de las facturas por medios electrónicos, los cuales están firmados electrónicamente, por lo que cuentan con la misma validez que las facturas en papel.

¿Qué modalidades de factoring existen?

Factoring con recurso:

En esta modalidad de factoring la entidad financiera únicamente se encarga de financiar la operación y de la gestión y cobro de las facturas. La principal diferencia radica en que en caso de producirse un impago será el cliente el que se hará cargo.

Factoring sin recurso:

En este tipo de factoring es la entidad financiera la que se hace cargo en caso de insolvencia del deudor, asumiendo los trámites de gestión del impago.

¿Cuáles son las principales ventajas del factoring?

-La empresa emisora no tiene que esperar a la fecha de vencimiento de las facturas emitidas para cobrar sus trabajos, puesto que el factoring proporciona liquidez inmediata financiando el importe de sus ventas.

--La empresa mejora sus ratios de endeudamiento, eliminando cuentas a cobrar.

-La entidad financiera asume la gestión del impago por parte del deudor. (En el caso de factoring sin recurso).

-En caso de que la factura sea en moneda extranjera la entidad de factoring asume el riesgo de cambio.