¿Existe en tu empresa un Consejo de Familia?

Existe-en-tu-empresa-un-Consejo-de-Familia

La estructuración del gobierno en la empresa familiar surge de la necesidad de cuidar y asegurar la convivencia y las normas dentro del grupo que la forma. El Consejo de Familia es el órgano de carácter decisorio que diseña, define y aprueba estrategias familiares de relación con la empresa. Las funciones del Consejo de Familia son:

  • Resolución de problemas que se produzcan entre familia y empresa.
  • Estudiar la cultura familiar y sus valores.
  • Definir la política de dividendos, la de venta de acciones y la regulación de nuevos familiares.
  • Política de retribución de los familiares empleados en el negocio.
  • Definir métodos mediación de conflictos familiares.
  • Organizar y dirigir los procesos de sucesión.
  • Defender los derechos de los miembros no trabajadores de la familia.
  • Diseñar, revisar y actualizar el Protocolo Familiar.

 

 

Se trata de un órgano relativamente nuevo y poco conocido pero que se está convirtiendo en imprescindible sobre todo en empresas familiares de segunda generación y con alto potencial de continuidad. El Consejo de Familia debe estar formado por una representación multigeneracional de todas las ramas familiares. Dar cabida al mayor número de opiniones posibles dando acceso por turnos (renovación cada dos años, por ejemplo) a todos los miembros de la familia con participación. Para que las reuniones resulten ágiles se aconseja que no tenga más de nueve miembros. Consejo de Familia y Consejo de Administración Las relaciones que se establecen entre ambas estructuras son las siguientes:

  • No intromisión en las funciones de ambas. Los propietarios familiares tienen que comprender que deben existir diferencias entre gobierno familiar y de la empresa para que no se produzcan solapamientos.
  • Flujo pedagógico sobre los órganos de gobierno de la familia, qué se espera de cada estructura y de los miembros que participan y cuáles son los procesos que se implican en cada ámbito. Hay que conocer bien las estructuras de gobierno para alcanzar los objetivos para los que han sido creadas.
  • Consejo de Familia y de Administración más los accionistas deben coordinar sus actividades para que se produzca un equilibrio entre políticas, planes y objetivos de la organización.

El Consejo de Familia no debe ser un órgano de vigilancia férreo y sí debe actuar de forma coordinada con el Consejo de Administración (que debe establecer las políticas de la empresa y orientar al Consejo de Familia en asuntos que influyen en el negocio familiar.