El papel de la mediación

Los peligros para la supervivencia de las empresas familiares radican en dos ámbitos diferenciados, pero que a menudo se entremezclan:

  1. Los desafíos derivados propiamente de la actividad empresarial,
  2. Los conflictos derivados de los vínculos familiares que existen en la misma

12.El-papel-de-la-mediacion

  ¿Qué clases de conflictos pueden surgir? Los conflictos derivados de este tipo de empresas son variados, pero entre otros podemos hablar de:

  • Los denominados conflictos generacionales, es decir, aquellos que surgen entre padres e hijos por el control y gestión de la empresa.
  • Los conflictos surgidos por la inclusión de otros nuevos miembros de la familia en la gestión empresarial.
  • Los derivados del envejecimiento del propietario principal de la empresa, que se traducen por lo general, en conflictos entre parientes de la misma generación, generalmente entre hermanos.
  • Las disputas en el día a día de la gestión y toma de decisiones por existir diferentes visiones de negocio.

A primera vista, podría resultar sencillo abordar esta clase de conflictos, sin embargo cualquiera de ellos representa mucho más de lo que aparentemente parece. Además, el problema es mayor cuando es casi imposible diferenciar cual es su origen, ya que en el 90% de las ocasiones los conflictos familiares tienen su origen en la empresa y viceversa. Por ello se recurre en muchas ocasiones a la figura del mediador, un profesional especializado en la resolución de conflictos de intereses.

Para qué sirve un mediador

La labor del mediador se limita a actuar como ser catalizador de los involucrados en el conflicto, sea directamente o de un modo más indirecto. Es decir, el mediador puede participar en las conversaciones entre las partes, o bien puede actuar por separado con cada uno de ella. En cualquier caso, se pueden considerar tres tipos de intervenciones distintas por parte del mediador:

  • Preventiva: supone la intervención ante la previsión de que surjan conflictos que pueden ser objeto de importantes crisis. También en cuestiones como la elaboración del protocolo familiar.
  • Operativa: su actuación se sitúa en plena crisis. Su papel se centra, por tanto, ayudar a la resolución de esa crisis concreta.
  • De control: el fundamento de este tipo de intervención está en que el objeto principal en la mediación empresarial no es sólo la resolución de un determinado conflicto o crisis, sino el mantener tanto los nuevos acuerdos como las relaciones comerciales previamente establecidas.

 

Fuente imagen: Flickr / kenteegardin