El organigrama de una empresa familiar, la red que hay que cuidar

organigrama de una empresa familiar

El organigrama representa la fotografía organizativa de una empresa familiar en un momento concreto. Se trata de una herramienta de trabajo importante, puesto que permite diferenciar roles y dotar a cada puesto de su ámbito de actuación definido.

La importancia del consenso

Al contrario de lo que sucede en compañías no familiares, donde el organigrama es impuesto a los trabajadores desde la dirección general – entras a trabajar en un puesto de un departamento concreto, sin cuestionarte mucho más – en las empresas familiares consensuar el organigrama es una tarea delicada. Como en él aparecen las jerarquías, nadie quiere verse dibujado en un escalafón inferior que el resto de los miembros de la familia, por lo que para eludir estas sensibilidades a veces los resultados son una verdadera oda a la creatividad.

Ahora bien, cuanto mejor definido esté el organigrama, más transparentes y fáciles de gestionar serán los conflictos relacionados con los centros de poder de la compañía.

Un organigrama ayuda a las relaciones familiares

Además, esta transparencia ayuda en gran medida a que los conflictos de poder en la empresa no se trasladen al ámbito familiar. Cuando todos los miembros de la familia conocen en qué lugar de la escala empresarial están colocados, pueden debatir esta situación abiertamente y solucionar sus diferencias o subsanar injusticias a través del protocolo familiar.

Cómo elaborar tu organigrama

A la hora de elaborar el organigrama de tu negocio familiar, tendrás que dibujar los puestos existentes, sus dependencias jerárquicas y el nombre de la persona que ocupa cada uno de esos puestos.

  • La primera posición residirá en la Dirección general, ocupada normalmente por el fundador o sus sucesores si la empresa tiene más de una generación de vida.
  • Las distintas direcciones de negocio, ocupadas o no por miembros de la familia, donde se tendrán en cuenta, por ejemplo, la dirección de recursos humanos, comercial y marketing, producción y financiera.
  • El tercer escalón jerárquico corresponde a la gestión operativa, compuesta por una o varias personas que ejecutan las líneas de actuación definidas por la dirección
  • Por último, la cuarta fila de esta estructura está compuesta por las posiciones más técnicas y administrativas, personas especialistas que dan soporte a la gestión.

La estructura suele tener forma piramidal o de árbol. Un error que ocurre habitualmente en las empresas familiares de varias generaciones es un exceso de puestos directivos, creados ad hoc para miembros de la familia pero que no tienen un contenido específico real. Así, la estructura comienza a transformarse en una forma ovalada, como un melón. Cuando esto suceda en tu organigrama, revísalo porque de lo contrario estarás permitiendo situaciones de ineficacia que van en contra del beneficio general de la compañía.  

 

Post relacionados:

 

Fuente imagen: Thinkstockphotos