El momento crítico ¿cómo preparar a las nuevas generaciones para la sucesión en la empresa familiar?

Captura de pantalla 2014-05-12 08.21.27

Uno de los grandes inconvenientes con los que se encuentra la empresa familiar es el momento de la sucesión. En las pocas ocasiones en las que los herederos desean hacerse cargo de la empresa familiar y continuar con el legado, el traspaso puede provocar diversos conflictos, si no se ha planificado convenientemente. En el caso de que existan varios posible sucesores, será fundamental tener un proyecto estable, con unas directrices claras y con los mecanismos de elección bien definidos, para minimizar la probabilidad o magnitud del conflicto. Para ello, contar con un protocolo familiar es fundamental. Para que el relevo se realice con éxito, los sucesores deberán estar preparados para el cambio. Este paso no se puede dar de la noche a la mañana, es necesario una adecuada planificación y un conocimiento tanto sobre el funcionamiento de la empresa como de estrategias de dirección y gestión. 

Empezar desde abajo

A fin de facilitar el conocimiento de la empresa, asumir los valores y principios y adquirir una visión general del negocio, es conveniente que el sucesor trabaje en la empresa durante algunos años y en diferentes puestos de trabajo. Comenzar desde abajo para ir ascendiendo progresivamente es la mejor forma de conocer el funcionamiento de la empresa, asumir sus valores y comprender sus futuras necesidades.

Asumir cada vez más responsabilidades

Otro factor fundamental para que el relevo sea exitoso, es asignar a las nuevas generaciones funciones con un grado cada vez mayor de responsabilidad y escuchar activamente sus opiniones. Los futuros directivos deben sentirse valorados y saber que se les tiene en cuenta. De lo contrario, puede darse el caso de que renuncie a su cometido por desmotivación.

Complementar la experiencia con formación

Compaginar el trabajo en la empresa familiar con estudios directivos, como los que ofrece la escuela de negocios EAE, es una apuesta segura. No sólo se debe conocer el funcionamiento interno de la empresa. Conocer las técnicas, procesos y estrategias más eficaces en la gestión empresarial o saber gestionar eficazmente un equipo de trabajo, es fundamental para el negocio. La realización de un Máster o Postgrado en Dirección o Gestión de Empresas, como el Executive MBA o el Máster en Project Management, que ofrece EAE Business School, ofrece la oportunidad de descubrir las principales herramientas de gestión, en un ambiente internacional y de la mano de profesores que cuenta con un excelente bagaje profesional. Por otro lado, también permite la realización de prácticas empresariales, ofreciéndole al futuro sucesor la posibilidad de conocer otros sectores y métodos de trabajo diferentes, una nueva visión, que podrá incorporar en su futura empresa. Además, si los estudios se desarrollan en un ambiente internacional y el centro favorece la movilidad a otros países, como es el caso de EAE Business School, el enriquecimiento será mayor. El dominio de nuevos idiomas puede ser muy útil para una posible expansión internacional El centro también ofrece un programa de formación permanente, fundamental para actualizar conocimientos y estar al día de las nuevas estrategias y cambios en el mercado. Por otro lado, ofrece a sus alumnos y ex - alumnos actividades y encuentros diversos, donde poder practicar networking y mejorar, así, las relaciones de la empresa familiar.  

 

Post relacionados:

 

 Fuente imagen. Flickr/andrewrennie