Descubre qué tienen en común las mejores pymes

qué tienen en comun las pymes

En España, el 99,9% de las empresas forman parte de las denominadas “pymes”,  donde conviven un heterogéneo grupo de entidades, compuesto por microempresas, pequeñas y medianas empresas, que constituyen el motor de este país.

Todas estas empresas guardan una serie de características comunes que las definen como pyme. Así, todas ellas, son empresas con un número determinado de trabajadores, en función de si se trata de microempresa, pequeña o mediana empresa, que en ningún caso supera los 250 miembros,  y un volumen de ingresos inferir a los 50 millones de euros al año.  

  Sin embargo, a veces es sólo esta definición lo que guardan en común unas pymes con otras. Y es que, a pesar de estar todas incluidas dentro del mismo grupo, existen determinadas pymes que han sabido diferenciarse y destacar del resto de sus compañeras, convirtiéndose en pequeñas y medianas empresas de gran éxito internacional. ¿Qué es lo que realmente diferencia a estas empresas del resto? ¿Qué tipo de características tienen en común las pymes de mayor éxito?

Características comunes de las pymes más exitosas

Según un estudio realizado por el círculo de emprendedores, en el que presenta a las 50 pymes de mayor éxito en España, se podría afirmar que las empresas que más triunfan en nuestro país son aquellas que se dedican al sector de la alimentación y las que se encuentran ubicadas en la Comunidad de Cataluña.  Sin embargo, esta conclusión excluiría al resto de empresas que luchan por estar dentro de este ranking. Entonces, ¿qué es lo que comparten estas empresas?, ¿por qué ellas han sido capaces de alcanzar el éxito y mantenerlo a pesar de la crisis? Analizando las características de las diez empresas que encabezan esta lista, se puede deducir que todas ellas comparten las siguientes peculiaridades:

  • Know-How. Todas estas empresas se caracterizan por su “saber hacer”, por su forma de actuar, su “Know-How”. Las pymes de más éxitos se diferencian por el conocimiento y experiencia que poseen dentro de su campo. Son empresas competentes, que conocen y ponen en marcha las técnicas, estrategias y herramientas más eficaces.
  • Especialización. Otra de los elementos comunes es la especialización en sus servicios. La mayoría se caracterizan por ofrecer un producto único, exclusivo, diferente al de la competencia.
  • Innovación. Son negocios que han optado por innovar en sus procesos, introduciendo nuevas herramientas  tecnológicas y aportando soluciones creativas. Además, saben que la innovación y el riesgo van unidos, por los que  no le tienen miedo al cambio, a la transformación.
  • Calidad. Otro requisito que guardan en común, es su apuesta por la Calidad y la Excelencia. La experiencia les ha mostrado que la calidad es una condición sinónimo de éxito, por eso, han incluido la Calidad como un valor seguro, que forma ya parte de su seña de identidad. La apuesta por este valor en alza, les ha llevado a algunos de ellos a acreditar su compromiso a través de la certificación ISO.
  • Trato personalizado. Curiosamente, un rasgo común entre estas empresas de éxito, es ofrecer un trato personalizado a sus clientes, una cualidad propia de las pequeñas y microempresas que han sabido conservar.
  • Precios competitivos. Además, estas empresas se caracterizan por mantener unos precios asequibles, que les permite competir dentro del mercado, tanto nacional como internacional.