¿Cuáles son los componentes de un ambiente de trabajo óptimo?

¿Cuáles son los componentes de un ambiente de trabajo óptimo?¿Cuáles son los componentes de un ambiente de trabajo óptimo?

Los términos productividad, rendimiento, alto desempeño y eficacia laboral tienen un común denominador. Se trata del ambiente de trabajo, también conocido como clima laboral, que hace referencia a las condiciones físicas, técnicas, humanas y ambientales en las que un trabajador lleva a cabo sus funciones. Los climas laborales se pueden calificar como buenos o malos en función del nivel de bienestar que fomentan entre quienes se desenvuelven en él, en este caso los grupos de trabajadores o miembros de las empresas. Promover un buen clima laboral es responsabilidad directa de la dirección, que debe emplearse a fondo para garantizar niveles mínimos de calidad laboral. Generalmente, este aspecto está incluido en la misión y la visión de la compañía. Sin embargo, si se trata de empresas pequeñas, es posible que el clima laboral sea más bien el resultado directo de las decisiones del gestor o propietario del negocio y de las relaciones interpersonales que se establecen entre ellos, en especial entre el propietario y el resto de trabajadores. En cualquier caso, existe un conjunto de elementos que no pueden faltar en el diseño del clima laboral de cualquier empresa, independientemente de su tamaño, naturaleza actividad comercial o estructura:

  • El medioambiente y el entorno en el que opera la empresa.
  • La gestión de Recursos Humanos.
  • Los factores psicológicos y sociales de los trabajadores.
  • Los microclimas o el ambiente generado en pequeñas áreas.

 

Estrategias para promover un buen clima laboral

Además de la dirección, la creación de un clima laboral óptimo también incumbe al área de Recursos Humanos, que es, digamos, el departamento al que le corresponde la gestión del bienestar de los trabajadores. ¿Cómo se puede implementar un clima laboral que garantice la comodidad de los trabajadores, las buenas relaciones entre ellos, un nivel mínimo de bienestar y una serie de condiciones para el despliegue del talento y las habilidades? Aquí van unos cuantos consejos que pueden ser de utilidad en esta tarea:

1) Respetar las normas correspondientes:

Todos los países tienen una normativa relacionada con las condiciones mínimas que debe ofrecer una empresa a sus trabajadores, la cual suele estar reflejada en las leyes laborales o códigos de esta naturaleza. Sea como sea, lo cierto es que se deben conocer para aplicarlos de la mejor manera posible.

2) Acceso de la información:

El secretismo y el cotilleo son malos síntomas para un clima laboral, sobre todo si la información que circula guarda relación directa con los procesos que allí se adelantan. La mejor manera de combatirlos es enviando mensajes claros y permitiendo el acceso libre a la información corporativa que sea de interés general.

3) Generar confianza:

Los trabajadores de una empresa se desenvuelven mejor en ambientes en los que los directivos transmitan sensación de confianza, coherencia y resolución.

4) Modelo de liderazgo inclusivo:

Otro elemento que suele influir directamente en la construcción de un clima laboral es el modelo de liderazgo. Los líderes autocráticos o burocráticos suelen generar rechazo. En cambio, aquellos que se decantan por modelos directivos que promueven el diálogo, la participación y la interacción de todos los integrantes de una compañía, gozan de aceptación y prestigio entre sus colaboradores. De hecho, en algunos casos es posible que lleguen a convertirse en referentes.