¿Cuáles son los beneficios de estudiar un Máster Executive?

beneficios-de-estudiar-un-Máster Los Másters en Administración de Negocios (MBA por sus siglas en inglés) son desde hace años las titulaciones más prestigiosas en el mundo empresarial. Están dirigidos no sólo a titulados y profesionales del área que quieran perfeccionar sus conocimientos sobre administración, gestión empresarial y negocios, sino también a los emprendedores o especialistas que deseen conocer más de cerca el funcionamiento del sector comercial y el desarrollo de proyectos.

De hecho, existen dos tipos básicos de MBA que varían en función de los horarios y el perfil de los asistentes:

  • Parcial: aquellos que están dirigidos especialmente a directivos o gerentes en activo. El horario suele ser menor, pues se plantean como una actividad que complementa las actividades empresariales diarias.
  • Tiempo completo: son programas que se caracterizan por una actividad académica intensiva. Generalmente acogen a profesionales recién egresados o a personas con grados intermedios.

 

Principales beneficios de cursar un MBA

Surgidos en las universidades norteamericanas, estos programas académicos se han extendido a casi todas las escuelas y centros formativos del mundo. En general, en ellos se trabajan aspectos como las estrategias comerciales, el liderazgo, la gestión de crisis, la resolución de conflictos y otras herramientas de administración. Pero no es sólo una cuestión de prestigio. Aparte del reconocimiento que supone hacer un MBA, existen otros beneficios para las personas que obtengan esta titulación. Aquí te presentamos cinco de las más importantes:

  1. Formación práctica en el área:

No pocas veces ocurre que los profesionales de los negocios cuentan con inmejorables conocimientos teóricos y escasas herramientas prácticas. UN MBA es la oportunidad perfecta para aplicar todo lo aprendido en el terreno de la administración. Los alumnos materializan conceptos que hasta entonces eran de carácter abstracto.

  1. Mejor cualificación:

Cuando se asume como formación de posgrado, el MBA permite que los profesionales se especialicen en las distintas áreas de la administración. El mundo de los negocios es amplio y a veces requiere de habilidades y conocimientos concretos.

  1. Dotes de liderazgo:

Por ejemplo, cuando se habla de habilidades sociales ligadas a la administración y la gestión empresarial, uno de los aspectos más recurrentes dentro de estos programas es el liderazgo y la coordinación de equipos de trabajo. Quien desee dedicarse de lleno al rol de directivo, está en la obligación de formarse en este aspecto y en otros similares, como la comunicación corporativa, la facultad de negociación, el diálogo, la empatía, la motivación, entre otros.

  1. Mejores aspiraciones laborales:

La formación va unida a las posibilidades laborales. Y está claro que a mayor formación habrá mayores opciones de desempeño. De hecho, en el campo empresarial suele ser muy bien valorada la trayectoria académica de quienes se postulan a un cargo directivo. Estudiar un MBA es, pues, una inversión a futuro.

  1. Acceso a nuevos contactos:

Un MBA también puede la mejor manera para entablar relación con profesionales del área de los negocios y empresas consolidadas. Y de ahí a las oportunidades laborales, sólo hay un paso. Los conocimientos son sin duda importantes; pero también lo son los contactos que se puedan realizar durante los ciclos de aprendizaje. Una nueva relación puede ser, a mediano, corto o largo plazo, una nueva oportunidad laboral.