¿Cuáles son las ventajas de un contrato mercantil de prestación de servicios?

contrato mercantil de prestación de servicios

Los contratos de prestación de servicios profesionales de carácter mercantil regulan su contratación de parte de un autónomo o empresa. A efectos prácticos, ello significa que este contrato nos permite contratar los servicios de otro profesional independiente o corporación o bien que ellos nos contraten a nosotros.

Este tipo de contrato regula el papel de cada parte en la prestación de servicios, dejando por escrito el servicio al que se compromete a cambio de una compensación económica y ciñéndose a lo regulado por el Código Civil, que determina que el objeto o cosa de negocio no es un bien tangible sino un servicio. Por lo general, se trata de una actividad que se va a llevar a cabo para cumplir ese servicio en función de lo acordado entre las partes, por lo que igualmente cualquier modificación deberá constar por escrito para tener validez.

Las ventajas de un contrato mercantil de prestación de servicios

Las ventajas de un contrato mercantil de prestación de servicios en ocasiones pueden verse como inconvenientes. No en vano,  esta clase de contratos puede ser muy ventajoso o todo lo contrario, dependiendo de si se adapta a lo que buscamos. A menudo, repasar y valorar sus ventajas nos puede dar las claves para decidir si nos interesa realizar un contrato de este tipo:

  • Ingresos regulares: Gracias a este contrato se ingresan cantidades de dinero fijas, lo que puede suponer un gran aliciente para emprendedores o empresas que están empezando. La conveniencia también dependerá del tipo de actividad profesional o empresarial de que se trate, pues algunas son más idóneas que otras.
  • Implica confianza y comodidad: Dar el paso para contratar por prestación de servicios significa, entre otras cosas, que existe un previo conocimiento o confianza por parte de quien contrata. Incluso puede establecerse un periodo de prueba y si la buena relación continúa llegar prolongarse e incluso acabar siendo una oportunidad laboral para formar parte de la empresa como asalariado. Por parte de la empresa, será ventajoso no tener que buscar profesionales para cada trabajo ni depender de la disponibilidad de los que sabe que le satisfacen.
  • Satisface una necesidad: Son muchas las ocasiones en las que se precisa de ayuda externa para realizar servicios que son necesarios para la empresa o para llevar a cabo actividades profesionales con mayor eficiencia. Y viceversa, también pueden requerir nuestros servicios. Desde este enfoqeu, el contrato mercantil de prestación de servicios constituye una práctica herramienta para el buen funcionaiento de la empresa.
  • Fijamos las características del servicio: el cliente tendrá claro qué tipo de servicio va a obtener, no sólo gracias a que estará todo por escrito, sino porque es habitual  incluir las clásulas necesarias para que todo quede bien atado. Esta precisión también servirá al profesional o empresa que realiza el servicio para planear su actividad.
  • Permite tenerlo todo por escrito: el acuedo se hace firme poniéndolo por escrito, lo que supone una ventaja para ambas partes a la hora de prestar el servicio y recibirlo respetando lo pactado.

  Post relacionados: