Crea tu empresa en pocos días

¿Quién dijo que crear una empresa era un proceso largo y pesado? Por fortuna, parece que este complejo proceso va cambiando y hoy día es posible crear tu empresa en pocos días. Hasta no hace mucho, constituir una empresa era una gran odisea para los emprendedores, quienes debían rellenar y presentar una gran cantidad de documentos en diferentes administraciones. Por si no fueran suficientes las idas y venidas a lo largo de todo un mes, tiempo medio que suele llevar constituir una empresa de manera presencial, este proceso también resultaba, y sigue resultando, bastante costoso, ya que se estima que toda la tramitación tiene un coste de unos 800 a 1000 euros.

It’s all good Foto sin derechos de autor

 

Por fortuna, hoy día existe una alternativa a la tramitación presencial mucho más fácil, rápida y económica. Se trata de la tramitación telemática, una nueva fórmula con la que podrás dar de alta tu negocio en pocos días, siempre que cumplas con las condiciones establecidas. La primera condición que tienes que conocer, es que no todas las empresas pueden darse de alta a través de la tramitación telemática. Este método está limitado a diversas formas jurídicas. Sólo los empresarios individuales, las sociedades limitadas (SL) y las sociedades limitadas de nueva empresa (SLNE) pueden darse de alta a través de este proceso. Por otro lado,  los documentos que se presenta son estándar, se trata de modelos únicos, por lo que tu empresa no podrá redactar sus propios Estatutos ni modificar las Escrituras.

Pasos para constituir tu empresa a través de la tramitación telemática

Para poder constituirte como empresa de manera telemática, tienes dos alternativas:

  • Por un lado, puedes hacer uso del portal CIRCE o Centro de Información y Red de Creación de Empresas, siempre que dispongas de un certificado electrónico.
  • Si lo prefieres puedes acudir a el Punto de Asesoramiento e Inicio de la Tramitación (PAIT) más cercano a tu domicilio, donde te asesorarán y te ayudarán a cumplimentar la documentación precisa.

  A través de estos dos medios puedes rellenar el Documento Único Electrónico (DUE), que reúne toda la información necesaria para constituir tu empresa. No obstante, antes de cumplimentar este documento, necesitas llevar a cabo otros pasos previos. Te los detallamos a continuación:

  1. Crea tu plan de empresa. Aunque no es un documento obligatorio, siempre es recomendable elaborar un plan de empresa con el que valorar y demostrar la viabilidad de tu futura empresa.
  2. Selecciona el tipo de forma jurídica más apropiado para tu negocio. Evalúa tus opciones y selecciona aquella que te proporcione más ventajas. No olvides que cada tipo de forma jurídica conlleva una serie de obligaciones y de riesgos que debes analizar con detenimiento.
  3. Rellena el documento DUE para comenzar con la tramitación.
  4. Solicita la reserva del nombre de tu empresa. Recuerda que cada forma jurídica determina sus propias condiciones.
  5. Pide cita para el notario a través de la agenda telemática notarial. En esta cita se firmarán las escrituras de constitución.
  6. Antes de acudir al notario, no te olvides de abrir tu cuenta bancaria con el capital requerido, siempre que sea necesario. Recuerda que para las Sociedades Limitadas la cantidad mínima es de poco más de 3.000 euros y que la SLNE no puede superar los 120.000 euros.
  7. Acude al notario a firmar los papeles

  A partir de este momento,  los organismos se coordinan entre sí para solicitar todos los documentos que faltan, como el NIF, en caso de constituirte como sociedad,  o la inscripción en el registro mercantil. En un par de días recibirás tu NIF provisional, con el que podrás comenzar tu actividad profesional.