Consejos que todo buen vendedor debe tener en cuenta

 buen vendedor Si uno lo piensa con detenimiento, sentarse con un desconocido y convencerlo de que compre el producto que le ofrecemos no es una tarea fácil. De hecho, es casi un arte. Y como todo arte, requiere de vocación.

El temor, la falta de confianza, el desconocimiento del producto o el escaso seguimiento a los clientes, son los principales obstáculos con los que suelen encontrarse las personas que aspiran a convertirse en vendedores profesionales. Pero los vendedores también pueden formarse. De hecho, la experiencia ha demostrado que tras un tiempo prudente, cualquier persona es capaz de adquirir las habilidades básicas que exige esta profesión. La clave está en la disciplina, la constancia y el grado de compromiso de cada aspirante.  

  ¿Cuáles son esas habilidades básicas? ¿Qué competencias, conocimientos, estrategias y hasta trucos son necesarios para convertirse en un buen vendedor? En la siguiente lista enumeramos los ocho consejos más relevantes:

  1. No mientas:

Lo peor que puede hacer un vendedor es convencer a través de la mentira o el engaño. Vender es convencer, no engañar. Si mientes, aunque lo hagas bien, tu mentira saldrá a la luz y tendrás una oportunidad de negocio menos.

  1. Indaga en las necesidades de tu cliente:

Ponte en el lugar del otro. No esperes que las personas miren las cosas desde tu mismo ángulo. Pregunta por sus razones, necesidades y expectativas. Si lo haces bien, sabrás cómo enfocar la venta.

  1. Ten confianza en lo que vendes:

Eso sí, antes que nada debes convencerte de que el producto que vendes es lo que es y no otra cosa. Si no transmites confianza, el cliente lo notará y la venta se vendrá abajo. Tu papel consiste en resaltar las facultades del producto.

  1. Conoce el producto:

Además, debes conocer lo que vendes. Muchos vendedores caen en el error de no conocer a profundidad sus productos. Esto impide que puedan exponer con fluidez y coherencia los beneficios de lo que se oferta.

  1. Sé directo y eficaz en tu argumentación:

Si das demasiados rodeos en tu discurso y no vas al grano, el cliente acabará por cansarse de lo que le cuentas. Es requisito fundamental del buen vendedor la eficacia, la economía de recursos. Por ello, antes de realizar el proceso de venta, se recomienda planificar muy bien lo que vas a decir.

  1. Aprende a escuchar:

Saber escuchar implica prestar atención a lo que el cliente expone. En esencia, la venta es un diálogo que se entabla con otra persona y es preciso estar atento a los giros que pueda dar la charla. De hecho, cuando sea posible, el objetivo debe ser conducirla a nuestro terreno, que es la venta.

  1. Mantén una actitud positiva:

Aprende a encajar las negativas. Si una persona se niega a comprar tu producto, no quiere decir que sea el fin del mundo.  Al contrario, debe ser una motivación adicional para no claudicar en tu papel de vendedor profesional.

  1. Realiza seguimiento a los casos:

Muchas ventas fracasan porque el vendedor no realiza un seguimiento de los clientes. Ten en cuenta que un buen número de ventas no se finiquita hasta el segundo o tercer encuentro. De ahí la importancia de mantener el vínculo con aquellos clientes que estén dispuestos a seguir escuchándonos.