Consejos para incrementar la motivación en la empresa

 Incrementar la motivación empresa

Existen diversas teorías que confirman la importancia que presenta la motivación dentro del entorno laboral y estudian qué factores son los que impulsan al ser humano tanto para  levantarse cada mañana con el fin de realizar un determinado trabajo  como para esforzarse por mejorar en sus funciones.

Definir qué es la motivación no es fácil, aunque más complejo es concretar qué es lo que motiva a las personas. El verbo motivar se puede definir como la acción de moverse impulsada por un motivo, una razón concreta. Una persona motivada se siente con ganas y fuerzas para emprender algo, para luchar por algo. Sin embargo, los motivos que impulsan a las personas a emprender, a esforzarse, a moverse y luchar, son muy variados. Factores como la necesidad, la satisfacción personal o el poder, se encuentran entre las principales causas que provocan que un trabajador acuda cada día a su puesto y dé lo mejor de sí mismo.  

Ventajas de motivar en el trabajo

Si la motivación es el motor que impulsa a las personas a trabajar, a esforzarse, a dar lo mejor de sí mismo y superarse día a día, es comprensible que las empresas diseñen planes y estrategias para motivar a sus trabajadores. Sin embargo, estas no son las únicas ventajas de establecer una estrategia de motivación e implantar un plan de incentivos en tu empresa. Promocionar la motivación de tus trabajadores proporcionará, además, beneficios como:

  1. Una mejor imagen de cara al exterior.
  2. Mayor compromiso por parte de tus trabajadores.
  3. Un incremento de la productividad laboral.
  4. Mayor competitividad de la empresa.
  5. Un aumento de la retención y captación del talento.

Consejos para motivar a tu equipo de trabajo

Antes de seleccionar las estrategias que vas a poner en marcha para motivar a tus trabajadores o diseñar un plan de incentivos empresarial, es necesario conocer a cada uno de los miembros de tu equipo, sus necesidades, aspiraciones y deseos, para que tus estrategias sean realmente eficaces. Con independencia de las motivaciones intrínsecas o extrínsecas que muevan a cada uno de tus trabajadores, existen una serie de estrategias que puedes comenzar a poner en marcha para favorecer la motivación y el bienestar laboral en tu empresa :

  • Sitúa a cada trabajador en el puesto más adecuado según su perfil personal y profesional. Dos personas pueden compartir el mismo perfil profesional por las nociones y conocimientos que poseen, sin embargo cada una destacará en ciertas habilidades o conocimientos. Es importante definir las funciones y características de cada uno de los cargos para que los trabajadores se encuentren cómodos en sus puestos.
  • Preocúpate por la integración de los nuevos miembros. Empezar con buen pie es la mejor forma de comenzar en una empresa. Si te preocupas de ofrecer una calurosa bienvenida a los miembros de tu equipo, de mostrarles cómo funciona la empresa y de ofrecerles un tiempo para que se adapten a esta nueva situación, comenzarán mucho más motivados y seguros.
  • Fortalecer las buenas relaciones dentro de la empresa. Crear un clima laboral positivo dentro de la empresa, es uno de los factores que más influyen en la motivación laboral. Es importante conocer si existen tensiones que deban solucionarse y promover acciones que favorezcan la cohesión del grupo y un ambiente relajado y cooperativo.
  • Delega responsabilidades. Los miembros de tu equipo necesitan saber que confías en ellos, que crees en sus capacidades y que son una parte importante dentro de la empresa, para que continúen esforzándose por mejorar. Delega en ellos algunas responsabilidades, en función de sus conocimientos y destrezas. Este acto, además, te permitirá centrarte en otras cuestiones.
  • Reconoce el trabajo tanto individual como colectivo. Una felicitación pública por el conseguir los objetivos o un mensaje de gratitud por el esfuerzo realizado, son acciones básicas que debes comenzar a desarrollar en tu empresa. Este tipo de acciones puede verse acompañado de otro tipo de incentivos.
  • Mejorar las condiciones laborales. Siempre se pueden mejorar las condiciones de tus trabajadores para fomentar su motivación. Un horario más flexible, días libres o un aumento de salario, pueden ser propuestas bien acogidas por tus trabajadores.