¿Conoces el despido objetivo por causas económicas?

15-Conoces-el-despido-objetivo-por-causas-económica Son múltiples los motivos por los que tu empresa puede pasar por dificultades económicas.

  • Causas ajenas. En ocasiones estas causas pueden ser ajenas, como, por ejemplo, que tus principales y mayores clientes den en quiebra o te adeuden una alta suma de dinero, lo que afecta directamente a las cuentas de tu compañía.
  • Causas internas. También puede darse el caso de que la crisis de tu compañía esté causada por motivos propios, como una mala gestión económica, una decisión desacertada o por una insuficiente o ausente adaptación a los cambios.

Ante esta situación, lo más probable es que te veas en la necesidad de despedir a algunos de tus trabajadores para poder sobrevivir e intentar continuar con tu proyecto empresarial.

En estos casos, y siempre que cumplas con una serie de condiciones, puedes recurrir al despido objetivo por causas económicas.

 

DESPIDOS: TIPOS CAUSAS Y CONSECUENCIAS, DESCÁRGATE LA GUÍA GRATIS

 

Tipos de despido: el despido objetivo

La normativa vigente contempla la posibilidad de finalizar un contrato laboral atendiendo a diferentes causas. Así, pueden distinguirse diversos tipos de despido: despidos disciplinarios, por causas objetivos o despidos colectivos,  según los motivos que justifiquen el cese del acuerdo laboral y el número de trabajadores a los que afecte el despido. Si deseas hacer  uso de esta modalidad de despido, es necesario que demuestres alguno de los motivos, y cumpla los requisitos, estipulados en el Real Decreto que lo regula. Entre los diversos motivos considerados como objetivos en esta norma, están:

  • Por ineptitud del trabajador sobrevenida o conocida tras su colocación.
  • Por falta de adaptación a las modificaciones técnicas, siempre que se le haya proporcionado la formación adecuada.
  • Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas siempre que sean superiores al porcentaje de horas señalados.
  • Falta de dotación económica a entidades sin ánimo de lucro para la ejecución de planes y programas públicos, siempre que se cumplan las características dadas.

 Requisitos del despido objetivo por causas económicas

Alegar pérdidas económicas puede ser muy relativo. El hecho de tener un mal mes, no equivale a que la empresa tenga problemas económicos. Por este motivo, la normativa regula los requisitos que debes cumplir para poder alegar este tipo de despidos. El Estatuto de los trabajadores considera que el despido podrá está justificado siempre que la empresa demuestre:

  • Estar pasando por una situación económica negativa, es decir cuando la empresa tiene  pérdidas o se prevea que pueda tenerlas.
  • Que el nivel de ingresos ordinarios o de ventas disminuya de manera persistente.

En este segundo caso, se considerará que la disminución es persistente, siempre que, durante tres trimestres consecutivos,  el nivel de ventas o ingresos de cada trimestre sea inferior al del mismo trimestre del año anterior.

Forma y efectos del despido objetivo por causas económicas

Para poder hacer efectivo este tipo de despido, deberás comunicarle al trabajador las causas de la extinción del contrato, a través de una notificación escrita. En esta carta de despido debes señalar y justificar los motivos de despido adecuadamente. Recuerda que en el trabajador puede recurrir tu decisión y si las causas no están debidamente justificadas, la autoridad competente podrá considerarlo como despido improcedente. Esta carta deberás entregarla con un preaviso mínimo de 15 días. En caso de no cumplir con este requisito, deberás abonarle al trabajador estos días en el finiquito. En el momento en el que le hagas entrega de la carta, deberás poner a su disposición la indemnización correspondiente, que en este caso es de 20 días por año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades.