Confirming vs factoring, prepárate para manejar nuevos conceptos.

Confirming vs factoring, prepárate para manejar nuevos conceptos

Como empresario conoces la necesidad de descubrir y dominar todas aquellas estrategias, herramientas y servicios que puedan beneficiar a tu negocio. En función de las características concretas de tu compañía, necesitarás unos instrumentos u otros, unas prestaciones diferentes, adaptadas a tus necesidades.

Para alcanzar el éxito profesional debes formarte y mantenerte informado sobre las novedades del mercado, además de comprender y manejar aquellos conceptos que te puedan ayudar a conseguir tus objetivos. Entre estos términos que te interesa manejar están el confirming y factoring. ¿Habías oído hablar de ellos alguna vez? Descubre las características principales de estos dos servicios y cómo te podrían ayudar.

Confirming o Reverse factoring

El Confirming, también conocido en España como servicio de gestión de pagos a proveedores, es un servicio financiero de gestión de pagos. Se caracteriza porque una empresa especializada (por norma general una entidad financiera), denominada entidad de confirming, posibilita el pago de las facturas a los proveedores de su empresa cliente antes de la fecha de vencimiento. Esto conlleva unos costes por la gestión de los cobros. Suelen hacer uso de este tipo de servicios las empresas con un gran número de proveedores y un importante volumen de pagos. En este tipo de servicios participan tres figuras:

  • La entidad financiera, que gestiona el pago de facturas pendientes.
  • La empresa cliente de la entidad, quien contrata el servicio y paga la comisión estipulada.
  • Los proveedores del cliente, quienes se beneficia del servicio de pago.

Ventajas e inconvenientes del confirming:

Ventajas

Para la empresa cliente

    • La principal ventaja es que simplifica y optimiza la gestión de pagos. Se trata de un servicio relativamente económico y rápido, pues que reduce trámites e incidencias.
    • Además le da cierto prestigio ante sus proveedores, pues les ofrece la seguridad a sus proveedores de cobrar antes de la fecha de vencimiento.

Para los proveedores

    • Los proveedores también se benefician, pues este servicio ratifica la certeza de cobrar las facturas emitidas antes de finalizar el plazo establecido.
    • Además, este tipo de servicios permite al proveedor cobrar con anticipo el importe de sus ventas, siempre que acepte las condiciones propuestas por la entidad de confirming.

Para la empresa de confirming

    • Ésta se beneficia consiguiendo más clientes y negocios, lo que se traduce en mayores beneficios.

Inconvenientes

Para la empresa cliente

    • El principal inconveniente es que está sujeto a la entidad de confirming, debe trabajar con ella y no puede actuar libremente.

Para los proveedores

    • Éste también está sujeto a las condiciones de la entidad de confirming.
    • Si desea el anticipo de algún pago, deberá abonar la comisión establecida.

Para la empresa de confirming

    • Ésta asume todo el riesgo en las operaciones.

Factoring                                                                                                 

A diferencia del confirming, el factoring es un servicio de cobros (y no de pagos) que se caracteriza porque el cliente-empresa cede la gestión del cobro de sus facturas a una entidad especializada, en este caso denominada factor o compañía de factoring, a cambio de unas comisiones y requisitos pactados. En el factoring también intervienen tres figuras:

  • La empresa cedente, que es quien contrata el servicio y paga las comisiones establecidas.
  • La entidad de factoring o factor, que se hace cargo de las operaciones de cobro, asumiendo el riesgo de impago.
  • Los clientes, que deben abonar las facturas a la entidad factor.

Existen diferentes modalidades de factoring, cada uno de ellos con unos requisitos y condiciones concretas.

Ventajas e inconvenientes del factoring:

Ventajas

Para la empresa cedente

    • Al transferir los trámites a otra empresa, puede destinar sus recursos y centrarse en otras tareas.
    • Este servicio suele incorporar otros asociados, como el asesoramiento comercial y financiero.

Para la entidad de factoring

    • Por supuesto esta se beneficia con las comisiones de los clientes y a través de las condiciones pactadas en el contrato.

Inconvenientes

Para la empresa cedente

    • En función de las comisiones puede resultar un servicio muy costoso.
    • Además, la entidad de factoring suele exigir ciertos compromisos, como la cesión de la cartera de clientes o un volumen mínimo de operaciones, que comprometen a la empresa  con la entidad de factoring.

Para los clientes

    • Es más difícil negociar el pago con la entidad de factoring.

Para la entidad de factoring

    • Asume el riesgo de las operaciones.

  Para saber qué tipos de servicios te conviene contratar, es necesario unas nociones básicas que te ayude a entender y dominar todas las ventajas e inconvenientes de cada una de estas prestaciones. Adquirir conocimientos sobre política empresarial, marketing, economía y finanzas o derecho mercantil te ayudará a tomar las decisiones adecuadas en beneficio de tu empresa. Cursar una formación especializada en este tipo de materias, como un Executive MBA, puede ser la clave del éxito para tu empresa. Aprende estrategias de dirección, descubre herramientas de gestión y potencia tus capacidades de liderazgo para gestionar mejor tu negocio.