¿Cómo saber qué tipo de MBA quiero estudiar?

¿Cómo saber qué tipo de MBA quiero estudiar?

La primavera es la época del año en la que muchos profesionales de los negocios se matriculan en programas MBA. Según la tradición, es el paso posterior a las primeras experiencias laborales, en las que queda de manifiesto, entre otras cosas, el enfoque que cada uno quiere darle a su formación. Pero aunque en principio suene sencillo, en realidad no lo es. Elegir un MBA en nuestro tiempo, ante la multiplicidad de ofertas y de posibilidades laborales, es una decisión que no puede tomarse de un día para el otro.  

Elegir mi MBA. Consejos y recomendaciones

El primer recurso al que muchos candidatos acuden son los listados de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo. Existen diversos rankings, como los realizados por Times Higher, Financial Times,The Economist o el ranking Merco. Aunque sin duda son una referencia obligada, en ningún caso tienen que ser el único criterio de selección. Las categorías para establecer estos rankings son genéricas, con lo cual no tienen en cuenta circunstancias específicas de cada candidato. Eso sí, son una herramienta valiosa para ver el posicionamiento de las escuelas. Según  algunos directores de escuelas de negocios y expertos en reclutamiento laboral, las principales dudas de los candidatos a un MBA se deben a factores como el prestigio del centro que imparte los programas, las salidas profesionales que éste ofrezca, los contactos que se realicen y el precio. No obstante, no es un callejón sin salida. De hecho, iniciar un proceso de elección de un MBA puede ser una buena oportunidad para que los candidatos replanteen algunas cuestiones sobre su futuro profesional. ¿Cuáles?

  • ¿Qué objetivos tienes?

La elección de un MBA no se entiende si detrás no hay un objetivo concreto. Puede ser desde buscar una especialización o hasta actualizar conocimientos relativos a un área específica. Lo importante es tenerlo claro, pues es lo que va a direccionar tu búsqueda en un sentido u otro.

  • ¿Qué tiempo estás dispuesto a dedicar a un MBA?

Hay candidatos cuya disponibilidad es de ocho horas y otros que es de apenas la mitad o incluso menos. Una primera valoración pasa por determinar cuánto tiempo puedes dedicar como candidato al MBA que aspiras estudiar.

  • ¿En qué enfoque de los negocios eres bueno?

Como profesional de los negocios, debes tener claros aquellos aspectos en los que te destacas. Recuerda que ser bueno en todo es como ser bueno en nada. De un modo u otro, debes buscar la especialidad o, al menos, un enfoque que te ayude a acotar tus expectativas profesionales y laborales.

  • ¿Qué escuela se ajusta a tus expectativas?

Volvemos a las escuelas de negocios, un elemento que sin duda pesa mucho en la decisión. Busca excelencia y prestigio, por supuesto, pero no valora otras muchas opciones, especialmente  aquellas que puedan adecuarse a tus expectativas. Una buena escuela de negocios es aquella que, además de un buen programa, te permite establecer contactos y relaciones.

  • ¿Cuál programa MBA aborda los temas de tu preferencia?

Si tienes claro tu objetivo y el enfoque que buscas, será mucho más fácil encontrar el programa que se ajuste a tus necesidades. Piensa que el programa académico debe obrar como un complemento necesario en aquellas áreas en las que buscas formación; no debe confirmar lo que ya sabes.