¿Cómo definir un sistema de cohesión familiar?

Un de los retos que la empresa familiar necesita superar en países como el nuestro es el de la continuidad de las mismas.

Así lo explica Xavier Mercadé, experto en empresa familiar, en la entrevista realizada para Equipos &Talento.

Cómo definir un sistema de cohesión  

Afirma que es necesario “analizar las debilidades de la empresa y definir qué le falta para conseguir unos objetivos de crecimiento realistas. Identificar si hay sucesión interna posible y preparada y finalmente definir un periodo de transición durante el que se delegue efectivamente la responsabilidad a personas capacitadas e implicadas”.

Para qué un sistema de cohesión familiar

A estos objetivos responde el reto de la creación de un sistema de cohesión familiar que, frente a los planes de acción inmediata, busca trabajar por la organización de la empresa familiar a un nivel global y utiliza los procesos de aprendizaje tanto de la familia como de los directivos de la empresa familiar. Igualmente, busca profesionalizarse partiendo de la estructuración de la empresa en torno a órganos de gobierno de la familia, de la empresa y del protocolo familiar; y se lo plantea como un ejercicio progresivo que tendrá que acompañar a la vida de la empresa. El objetivo, según Xavier Mercadé, es huir de la” falta de planificación y antelación y por lo tanto vemos muchas empresas familiares que están pasando problemas serios de liquidez, cuyos propietarios acaban comprometiendo su patrimonio personal. Son empresas en las que las decisiones racionales y objetivas pueden ser bloqueadas por cuestiones de tipo emocional.” Otro aspecto fundamental que buscan los sistemas de cohesión familiar es fomentar precisamente eso, la cohesión entre los miembros basada en sus puntos fuertes como la implicación en el negocio, el fluido nivel de comunicación y la confianza.

Continuidad de la empresa familiar

El objetivo final del sistema es la continuidad de la empresa familiar, porque tras el proceso de profesionalización y cohesión es la familia la que ha establecido las reglas del juego, la que ha aprendido a solucionar problemas, encontrar consensos, flexibilizar los cambios de manera rápida, etc. Para Xavier Mercadé, “la principal diferencia en la sucesión en las empresas familiares es que trabajamos en un entorno que no siempre es objetivo y racional. Las decisiones no se basan solamente en ratios, cifras, resultados y por lo tanto deberemos comprender las dinámicas entre familiares, su grado de implicación y sus expectativas para poder alcanzar acuerdos y definir las soluciones para cada empresa”.