¿Cómo afrontar el despido de un familiar?

5.-Cómo-afrontar-el-despido-de-un-familiar

Tomar la decisión de despedir a un trabajador y llevarlo a la práctica, no es una tarea fácil, especialmente cuando se trata de una pequeña o mediana empresa, donde se suelen establecer vínculos afectivos entre todos los miembros de la organización. Esta situación se complica aún más cuando el trabajador al que tienes que despedir es un miembro de tu propia familia, pues podría originar otros conflictos.

En este caso, si el despido se lleva a cabo de manera inapropiada podría desembocar en un problema familiar. Sin embargo, no emprender este proceso podría poner en juego el futuro de la empresa. Los motivos por los que te encuentras en la tesitura de tener que despedir a un miembro de tu propia familia pueden ser múltiples. No obstante, la mayoría de las veces suele deberse a que éste no es capaz de separar el ámbito familiar del laboral o no cumple con las funciones de su puesto, creando tensiones en el ambiente de trabajo. Para evitar estas situaciones conflictivas, se deben tomar una serie de medidas, como contratar sólo a aquellos familiares que cumplen con los requisitos para el puesto en cuestión,  con los mismos derechos y deberes que el resto de trabajadores, y una retribución ajustada al puesto. Sólo así se podrá crear un clima laboral adecuado, sin tensiones. No obstante, aun tomando estas medidas preventivas, pudiera darse el caso de tener que despedir a un familiar. En esta circunstancia, es recomendable seguir una serie de consejos, que pueden ser de gran utilidad para no crear tensiones familiares y que el proceso no perjudique a la compañía.

Cómo despedir a un familiar

Si te encuentras antes este difícil momento, sigue estos sencillos consejos sobre cómo despedir a un familiar, que ayudarán a minimizar las tensiones y repercusiones de esta decisión.

  • Antes de despedir busca una solución. Si cuando tienes un problema con cualquier trabajador intentas primero solucionarlo e impones otras medidas, ¿por qué aquí iba a ser diferente? Si la causa del despido es porque no cumple con las competencias asignadas a su puesto de trabajo, es conveniente mantener una reunión con el trabajador- familiar para aclarar la situación, buscar soluciones y explicar las consecuencias que podría tener. Es importante que esta conversación sea amistosa y respetuosa, de lo contrario `podría agravar la situación.
  • Toma la decisión a tiempo. No hay nada peor que dejar pasar el tiempo cuando claramente no hay otra solución. Si no tomas la decisión en el momento adecuado, se crearán tensiones en el ambiente laboral que influirán negativamente en los resultados de la organización.
  • Busca el consenso familiar. Es importante que informes a toda la familia de la decisión antes de dar el paso y expliques claramente los motivos y las medidas tomadas. SI no consigues que todos estén de acuerdo, las relaciones familiares podrán verse dañadas.
  • Actúa según la normativa laboral. Por supuesto, debes proceder al despido acorde a lo establecido en la normativa vigente. El hecho de que sea un familiar no elude responsabilidades ni obligaciones. Deberás entregarle una carta de despido justificada. Del mismo modo que harías con cualquier otro trabajador.
  • Cuida la forma en la que le vas a notificar el despido. Es aconsejable que siempre tengas tacto a la hora de notificar un despido, más aún cuando se trata de un familiar al que tendrás que seguir viendo y tratando en las reuniones familiares. Busca un buen momento y lugar para comunicarle el despido, háblale con respeto y cariño y razona tu decisión. Déjale claro que para ti es un miembro importante de la familia, pero que la familia y los negocios son ámbitos diferentes.
  • Ten algún detalle con él. Es conveniente ayudarle hasta que encuentre otro trabajo. Según el caso, puedes mantenerle contratado hasta que encuentre otro puesto, ayudarle económicamente para que emprenda u ofrecerle formación u asesoramiento laboral.