Claves para lograr una comunicación intercultural eficaz

Claves para lograr una comunicacion intercultural eficaz Mantener una buena comunicación intercultural es un gran reto para aquellas empresas que mantienen relaciones internacionales. Un desafío de cuyo éxito depende en gran medida la marcha de la empresa, pues a la hora de hacer negocios, tomar decisiones y llegar a acuerdos resulta imprescindible superar los obstáculos que plantea.

Entendemos por comunicación intercultural efectiva aquella que se produce entre interlocutores de lenguas y culturas diferentes que, pese a estos problemas que interfieren en el entendimiento, consiguen superarlas de forma eficaz. En los encuentros interculturales comerciales son las mismas necesidades comunicativas (negociar, buscar socios, realizar actividades operativas y comunicarse en general) las que llevan a superar esas diferencias. Para lograrlo con unas mínimas garantías de éxito, ambas partes han de tener una actitud positiva y estar motivados para hacer el esfuerzo necesario.  

 

Comunicación intercultural en las negociaciones

Demostrar una competencia capaz de propiciar una comunicación intercultural eficaz no es sencillo y, como ocurre en tantos otros ámbitos, la preparación se convierte en el mejor aliado para tener unos encuentros interculturales ventajosos. Nos resultará más fácil conseguirlo teniendo en cuenta algunas de sus principales claves, como las siguientes:

  • Conocimiento profundo del idioma: Aunque el inglés puede considerarse un idioma comodín, no siempre es recomendable utilizarlo y, en caso de no dominar un determinado idioma, siempre recurrir a un buen intérprete.
  • Conocimiento estratégico de la cultura: No se trata de tener un vasto conocimiento de la otra cultura, aunque siempre ayuda, sino de profundizar en aspectos sensibles, como puede ser la manera de concebir el tiempo, el lenguaje corporal, los obsequios oportunos, la manera de presentar y recibir las tarjetas de presentación y otros factores relevantes por su diferencia intercultural.
  • Conocer los mecanismos comunicativos: Es  importante estar motivados a la hora de conocer los procesos de comunicación de las diferentes culturas, sin olvidar la propia. Solo así será más fácil adaptar las técnicas de negociación y hacer un uso apropiado de las distintas herramientas y habilidades.
  • Buscar el acercamiento: Sentir empatía con la cultura del interlocutor y demostrarla mediante el lenguaje verbal y no verbal puede llegar a ser decisivo para el logro de una comunicación realmente efectiva.
  • El  humor, un arma de doble filo: El uso del humor puede ayudar a mejorar la comunicación, pero también ocurrir todo lo contrario. Salvo que se esté muy seguro, es recomendable no hacer bromas, pues las diferencias culturales pueden jugar en contra.
  • Ser cuidadosos con los temas sensibles: Son típicos la religión, la política o, pongamos por caso, la alusión a cuestiones relacionadas con símbolos de la buena o la mala suerte, a menudo relacionados con números y colores.
  • Ser conscientes de la dificultad: Tener en cuenta que los malentendidos son más habituales en los encuentros interculturales y demostrar flexibilidad al respecto.
  • No sacar conclusiones apresuradas: A la hora de valorar unas determinadas condiciones, requisitos o el resultado de una negociación es importante contextualizar las palabras para ir más allá de su significado, buscando el sentido real de las mismas dentro del pertinente contexto cultural.