Claves de la contabilidad del descuento comercial

descuento comercial contabilidad

¿Sabes qué es el descuento comercial? Si crees que este concepto sólo está relacionado con las ofertas y promociones que se ofrecen el mercado, quizá necesites formarte en la materia. Gestionar eficazmente tu negocio implica comprender una serie de conceptos y operaciones complejas que se encuentran inmersas dentro de las matemáticas financieras.

El dominio en esta disciplina te permitirá  valorar las diversas opciones a las que puedes optar para tomar la decisión más acertada. La manera más eficaz de aprender y manejar todos los términos y operaciones relacionados con la gestión económica, es a través de un EMBA. En este tipo de formación adquirirás los conocimientos necesarios para optimizar la gestión de tu negocio y desarrollarás las habilidades que harán de ti un gran líder.

¿Qué es el descuento comercial?

En el ámbito mercantil el término descuento hace referencia a un tipo de operación financiera. Ésta puede ser de diferentes clases, así se puede distinguir entre:

  • Descuento racional o matemático
  • Descuento comercial o simple
  • Descuento compuesto

El descuento comercial es una operación muy común, utilizada frecuentemente por las  empresas para financiar su negocio. Para ello suelen utilizarse documentos financieros como letras de cambio o pagarés. En este tipo de transacciones a corto plazo, intervienen la empresa y una entidad financiera. El descuento comercial se caracteriza porque la entidad bancaria anticipa el importe nominal de un crédito antes de su vencimiento a la empresa, a cambio de una serie de intereses o comisiones acordadas. Además, la entidad financiera no asume ningún riesgo, es decir, en caso de impago es la empresa la que se hará responsable. Por ejemplo, imagina que tu empresa necesita liquidez, supongamos que estamos hablando de 6.000 euros. Ante esta situación tienes varias opciones, como pedir un crédito u obtener financiación mediante el descuento comercial. Finalmente te decides optar por esta última opción, porque te urge tener efectivo. Imagina que tienes varios pagarás cuya suma es de 6500 euros. En este caso la entidad financiera se hace cargo del cobro de dichos pagarés, que aún no han vencido. Sin embargo, la entidad de crédito no te abonará los 6.500 euros íntegros, ya que a este importe le aplicará el descuento correspondiente. Es decir, le restará el porcentaje acordado según el tiempo que falta hasta su vencimiento.

Claves del descuento comercial

El descuento comercial tiene una serie de peculiaridades, que tienes que tener presente.

  • El cobro de las comisiones se realiza por anticipado. La entidad financiera no te abonará el total del importe nominal ya que a éste le aplicará el descuento de los intereses
  • No permite seleccionar la cantidad exacta que requieres. Por ejemplo, si necesitas 6.000 euros, pero tienes un efecto comercial por valor de 10.000, tendrás que recurrir a este importe, superior del que te urge, para conseguir liquidez.
  • Los intereses del descuento se calculan teniendo en cuenta el plazo que queda hasta la fecha de vencimiento. Este dato tienes que tenerlo presente, pues cuanto mayor sea el plazo mayor será el interés a pagar.
  • La entidad financiera puede negarse a aceptar aquellos efectos comerciales que considere oportuno. No está obligada a aceptar todos los pagarés o letras de cambio que le presente la empresa.
  • La entidad de crédito no asume riesgos. Esto quiere decir que en caso de impago tú tendrás que hacerte responsable del abono de ese importe. Para protegerse, las entidades pueden pedir avales.

Ventajas e inconvenientes del descuento comercial

Las principales ventajas que presentan este tipo de operaciones son:

  • Financiación rápida. El descuento comercial te permite obtener liquidez en un breve periodo de tiempo una vez abierta la línea de descuento. Puedes solicitar que se te abone el importe en el mismo día.
  • Financiación flexible. Además puedes hacer uso de él cuando lo necesites siempre que cuentes con documentos comerciales descontables y línea de descuento sin ocupar.

El principal inconveniente que presenta esta operación es su coste, ya que puede resultar una financiación con un elevado coste.