Características del contrato de exclusividad

11-Características-del-contrato-de-exclusividad

Toda empresa, con independencia de su sector, tamaño o peculiaridades, necesita del establecimiento de contratos mercantiles para poder sobrevivir. Por norma general, se firma este tipo de acuerdos con clientes y proveedores, o con otras empresas de las que necesitas sus servicios de manera ocasional. No obstante, cada vez es más frecuente comprometerse con otras empresas para trabajar conjuntamente. Ante esta situación se hace necesario firmar un contrato mercantil con una cláusula de exclusividad.

Características del contrato de exclusividad

El contrato de exclusividad es un acuerdo que se firma entre dos o más empresas que se necesitan mutuamente. Este tipo de contratos se caracteriza por incluir una cláusula, por la que una de las partes se compromete a no realizar determinadas tareas o trabajos para terceros.  No obstante, a cambio recibe algún tipo de compensación o ventajas por trabajar sólo para esa empresa. En ocasiones el acuerdo de exclusividad puede ser bilateral, puede afectar a todas las partes implicadas en el contrato, pero esto dependerá de la naturaleza del acuerdo y de las relaciones que se establezcan entre las empresas. La disposición de exclusividad suele hacer referencia a un área concreta del negocio, un producto o una zona geográfica, durante el tiempo que dure el contrato.  Así, por ejemplo, si eres una empresa que se dedica a la venta,  puedes firmar una cláusula que te otorgue el derecho a vender, de manera exclusiva, un determinado producto en una zona concreta durante un número concreto de años. Este tipo de condiciones es muy frecuente en algunos sectores y servicios, donde existe cierto riesgo que pueda entrañar una competencia desleal. Por eso, a fin de evitar esta posibilidad, se redacta este compromiso que, además,  puede ir acompañado de una cláusula de confidencialidad. Existen muchos ejemplos de acuerdos de exclusividad, como el que firmaron en su día Apple con la compañía telefónica AT&T para la venta del iPhone en Estados Unidos, allá por el  2007.

Ventajas e inconvenientes de los acuerdos de exclusividad

La cláusula de exclusividad tiene una serie de ventajas, de beneficios para las partes implicadas, entre las que cabe destacar:

  • Aumenta el compromiso entre ambas partes, pues realmente depende la una de la otra para alcanzar las metas establecidas. En el caso de un comercio, el mayorista dependerá del minorista para vender su producto. No obstante, el minorista también depende de esa marca, de ese producto para poder subsistir.
  • Facilita la obtención de mayores beneficios, la realización de un trabajo más eficaz y la consecución de los objetivos establecidos. Este tipo de contratos favorece el conocimiento  mutuo. Cuando la parte contratada conoce a su cliente,  se especializa en él, le es más fácil trabajar con y para él, pues sabe sus gustos y sus necesidades, sus ventajas e inconvenientes.
  • Ofrece mayor seguridad y confianza a ambas partes. La parte contratada tiene el respaldo de una gran empresa y la contratante adquiere los servicios de un profesional que le dedicará su tiempo y conocimientos de manera exclusiva.

Por otro lado, también puede tener una serie de inconvenientes, especialmente para la empresa contratada, si no ha sabido negociar el resto de condiciones del contrato. Puede darse el caso de que las condiciones establecidas no sean realmente beneficiosas. En este sentido, antes de firmar un acuerdo de exclusividad,  debes estudiar el mercado, analizar los pros y los contras del contrato y valorar qué te conviene realmente, para no perder otras oportunidades más lucrativas.