Barcelona, primer destino español para estudiar un MBA

Barcelona estudiar-un-MBA

En la última década, España se ha posicionado como uno de los países de referencia a la hora de realizar un MBA. De hecho, en uno de los últimos estudios se confirma que el país ocupa el tercer puesto a nivel mundial en la materia, lista que es encabezada por los Estados Unidos.

Cada año, cerca de 1400 alumnos extranjeros llegan al país con el objetivo de realizar una formación en dirección y administración de empresas. Este solo hecho aporta unos ingresos que rondan los 100 millones de euros. Pese a que aún existe una diferencia abismal con el número de estudiantes que llega a los Estados Unidos (10.000), lo cierto es que España cuenta con escuelas de negocios e instituciones de alto nivel de enseñanza y que año tras año ganan visibilidad y prestigio en el campo europeo e internacional.  

Ventajas de hacer un MBA en Barcelona

Otro dato que arroja el estudio es la preferencia que existe entre los estudiantes extranjeros por Barcelona. La capital catalana se ha convertido en el principal destino español para realizar un MBA. La misma encuesta señala que Barcelona es la quinta ciudad preferida para realizar un programa de estudios en administración y gestión empresarial, sólo superada por otras de gran tradición académica como Chicago, Londres, Nueva York y Boston. Esto se explica, en parte, por el alto nivel formativo de las instituciones y escuelas de administración que operan en la ciudad y, a la vez, por el prestigio internacional del que gozan otras de educación superior. Pero existen otras razones para que la capital catalana ocupe tal preferencia entre los estudiantes a la hora de realizar un MBA. ¿Cuáles son esas razones? ¿Qué ventajas supone para los profesionales de las empresas?

  • Red de investigación. En la ciudad existe una red de centros de investigación y equipamientos para enlazar a las comunidades universitarias y académicas con los campos empresarial y científico. Se calcula que tan pronto finalizan sus estudios, entre el 10% y el 20% de los estudiantes logran vincularse a alguna de las empresas nacionales o extranjeras que operan en la ciudad.
  • Diversidad. No sólo cultural y lingüística. También en lo referente a métodos de enseñanza, formación y, por supuesto, oportunidades laborales.
  • Área de actividad económica. Su estructura empresarial es una de las más competitivas de Europa. En ella se combinan sectores tradicionales con otros menos consolidados, como por ejemplo el turismo, la logística, la alimentación, la biotecnología, el diseño, las TICs y la agroalimentación.
  • Inversión extranjera. Desde hace por lo menos 25 años, el área de la capital catalana se ha convertido en un núcleo atractivo para muchos inversores, tanto nacionales como extranjeros. Esto se ha notado sobre todo en sectores como la industria y los servicios avanzados. En cuanto a los inversores extranjeros, se conocen cerca de 3.300 casos de empresas afincadas en la ciudad.
  • Ubicación estratégica. Barcelona es, para muchos, el punto más importante de Europa en el Mediterráneo. Tiene excelentes conexiones con otras capitales europeas y es uno de los principales destinos de la inversión extranjera en todo el continente. Además, muchos estudiantes también valoran sus vínculos con América Latina y las oportunidades de negocio que esto implica.