Ayudas públicas para la creación de empresas

Conseguir financiación para la puesta en marcha de la empresa es una cuestión esencial para la viabilidad de cualquier negocio. No en vano, uno de los mayores problemas que surge en los inicios es el de encontrar la financiación necesaria para el proyecto empresarial. A menudo, los créditos bancarios no son la mejor opción para las nuevas empresas y por ello suele aconsejarse contar con un ahorro inicial como fuente primaria de fondos a partir de la que echar a andar. Sin embargo, éstos no siempre son suficientes y se necesita una forma de financiación complementaria. Conocer las ayudas que conceden las Administraciones públicas puede ser interesante para empresas de nueva creación, ya sea a nivel estatal o europeo. Muchas de las ayudas públicas, de hecho, se crean para apoyar a nuevas empresas mediante subvenciones, créditos baratos o, por ejemplo, para orientar y financiar servicios de consultoría o estudios de viabilidad. En los servicios municipales de atención al emprendedor y empresario, sin ir más lejos, podemos solicitar información en la ventanilla única municipal empresarial, donde también nos asesorarán sobre las ayudas y subvenciones, al tiempo que nos ayudarán a realizar tramitaciones de forma tratuita.  

Créditos oficiales: líneas ICO

Las líneas de crédito gubernamentales ofrecen una ayuda financiera en condiciones especialmente favorables mediante préstamos subvencionados. Se conceden desde diferentes instancias institucionales, a nivel autonómico, estatal y también a través de la UE. Las líneas de financiación pública del Instituto de Crédito Oficial, conocidas como líneas ICO, son créditos blandos ofrecidos en condiciones preferentes por el Ministerio de Economía y Competitividad. Son uno de los créditos oficiales a los que más se recurre para abrir un negocio. Aunque es una financiación pública, se tramitan a través de los principales bancos y cajas de ahorro, si bien no todas las entidades financieras gestionan todas las líneas disponibles. En el caso de la apertura de negocio, la línea ICO Empresas y emprendedores sería la adecuada.

Subvenciones, créditos y servicios de apoyo de la UE

Las subvenciones y los créditos que concede la Unión Europea son otras posibles formas de financiación que pueden interesar a las empresas de nueva creación. Mientras las primeras son un apoyo directo, cuya concesión y gestión se realiza directamente por instancias comunitarias, los créditos se llevan a cabo a través de programas de ámbito nacional o indirecto y ambos son compatibles como instrumentos financieros para las pymes. Por otra parte, España está aplicando la Iniciativa Pyme, un nuevo tipo de ayuda empresarial destinado a las pymes que concede más de cinco mil millones de euros en créditos, y destina casi casi la mitad a las empresas de nueva creación. Son ayudas que se conceden a través de las entidades financieras. La web de Fundera es idónea para consultar online las diferentes líneas de financiación pública europea y recibir orientación básica o asesoría a través de consultoras como Global Approach Consulting, eConet o FInanziaPyme, entre otras. Por otra parte, podemos consultar gratuitamente una guía oficial con información práctica sobre los programas de la UE durante período de financiación 2014-2020. La Ventanilla sobre Derechos de Propiedad Intelectual o la la Red Empresarial Europea, por último, también prestan ayuda mediante programas y servicios de apoyo empresarial.