Ayudas para emprendedores: Ventajas del confirming

ayudas para emprendedores

Los proveedores son un elemento clave para la empresa, pues de ellos dependen factores tan decisivos como la calidad de los productos que ofrecemos a los clientes, su coste y la seguridad en el suministro. Así, una vez seleccionados aquellos más idóneos, las condiciones de la financiación pactadas han de resultar favorables para ambas partes y, dentro de este mismo contexto, garantizar el cobro es esencial para que la relación sea satisfactoria, entre otras razones con el objetivo de conseguir buenas condiciones en la negociación y asegurar la buena marcha de la empresa.

A diferencia del factoring,  operación por la que una empresa traspasa las facturas emitidas a cambio del su cobro inmediato, el confirming se contrata a iniciativa del deudor para que sean los bancos los que gestionen los pagos con sus proveedores. O, en caso, contrario, si somos empresa proveedora, podremos cobrar con anticipación o en la fecha pactada de forma sencilla y con garantías. Sea como fuere, utilizar el confirming como instrumento de financiación resulta ventajoso tanto para el pagador como para el cobrador. Representará una ayuda que servirá al emprendedor para asegurarse tanto el pago como el cobro, en función del papel que juegue en la transacción.

Ventajas para comprador, vendedor y entidad financiera

Ello supone un alivio económico y una gran tranquilidad también para ambos y, en definitiva, una seguridad que será de gran ayuda para emprendedores gracias a sus ventajas generales:

  • Sistema que simplifica los procesos de pago y de cobro, respectivamente.
  • Garantías de pago, mediante las órdenes de pago, ejecutables en fecha pactada o como anticipo.
  • Da acceso a la financiación con condiciones favorables.

Las principales ventajas para el comprador u ordenante de la operación son:

  • Facilita la financiación de los pagos a proveedores sin tener que variar las políticas de pago.
  • Útil para situaciones de dificultad económica que obliguen a postergar pagos.
  • Herramienta de financiación idónea dentro de sistemas de pagos complejos.
  • Ahorro administrativo por simplificación de sus mecanismos de pago.
  • La gestión interna de pagos se aligera, con el consiguiente ahorro de tiempo y/o personal dedicado a ello.
  • Garantiza el cobro, con lo que le será más fácil conseguir mejores condiciones de compra.
  • Mejora también la capacidad de negociación con la entidad financiera.

El acreedor o empresa proveedora se beneficiará de los siguientes aspectos:

  • Elige cuándo cobrar: anticipadamente o en la fecha de vencimiento pactada.
  • Puede acordar anticipo del total de las facturas en condiciones favorables.
  • Rapidez en el cobro mediante el anticipo permanente.
  • Anticipa sus facturas de ventas libre de responsabilidad en caso de impago.
  • Sin riesgo de insolvencia, pues el anticipo garantiza la seguridad en el cobro.
  • Minimizar el riesgo significa no consumir pasivo y mejorar el acceso al crédito.
  • Alternativa ventajosa frente a métodos de cobro como el descuento comercial.

Finalmente, la entidad financiera obtendrá ventajas importantes:

  • Intereses y comisiones por la gestión administrativa de los pagos.
  • Fideliza al ordenante, con el que obtiene un elevado volumen de negocio.
  • Los beneficiarios también representan una oportunidad de captar clientes.