7 Consejos para tomar decisiones acertadas

Emprender un negocio y dirigir una empresa implica estar, de manera continua, tomando decisiones. Quienes formarán parte del equipo, qué estrategias son las más convenientes, qué proveedor elegir, cuál es la mejor clientela para el negocio, qué tipo de financiación es la que más le conviene a la empresa…. Cada paso a tomar es una decisión que se debe adoptar.

Una decisión equivocada puede no tener importancia, pero también podría suponer el fracaso y cierre de tu empresa. Por ese motivo, es necesario contar con la formación y las habilidades necesarias para tomar decisiones acertadas a cada momento, y estar siempre preparado para asumir esa responsabilidad.

 

src=


Descarga gratis la guía

 
Tomar una decisión acertada no es complicado, siempre que se cuente con los conocimientos precisos y se tomen las medidas necesarias. Para enfrentarte a este reto de manera eficaz y disminuir tus probabilidades de tomar decisiones equivocadas, es conveniente que sigas estos sencillos consejos:

  1. Concédele a cada decisión la importancia adecuada. No todas las decisiones que tienes que tomar son iguales, algunas son pequeñas decisiones rutinarias, que tomas a menudo, mientras que otras pueden ser vitales para tu empresa. Es importante saber identificar este tipo de decisiones y dedicare el tiempo justo a cada una, ni más ni menos, para no malgastar tu tiempo. Algunas de tus decisiones te llevarán segundos, otras podrás delegarlas, sin embargo, habrá otras que necesites dedicarles horas, incluso días, para poder valorar y elegir la mejor opción.
  2. Recopila la información necesaria. Cualquier decisión debería estar basado en datos que garanticen que es la mejor elección que se puede tomar. Busca y recopila toda aquella documentación relevante y significativa y toma tu decisión en base a la información obtenida.
  3. Repasa todas las opciones. Ante cualquier decisión que debas tomar, ya plantee una amenaza o una oportunidad para tu negocio, siempre existen diversas formas de actuar. Sólo tienes que analizar la situación desde otras perspectivas y buscar soluciones creativas. Analiza todas las opciones y repásalas varias veces para corroborar si tienes otras posibilidades y seleccionar la más factible y beneficiosa para tu negocio.
  4. Valora los riesgos de cada decisión. Todas las opciones tienen sus pros y sus contras, ninguna alternativa está exenta de riesgos, aunque puede que los peligros que conlleve una alternativa sean menos significativos que los de las demás. Antes de abalanzarte y tomar una decisión de manera apresurada, debes analizar cada uno de los riesgos que corres, para poder valorar y seleccionar la mejor elección para tu negocio.
  5. Busca asesoramiento cuando lo necesites. Se realista, hay en muchos temas en los que no eres un experto, ni tienes porqué serlo. Cuando tienes que tomar una decisión sobre un tema que no dominas, tu mejor decisión será consultar tus opciones con un experto que te explique todas tus opciones y te oriente, para que puedas tomar una decisión adecuada.
  6. Sigue tu instinto. Aunque tus decisiones no deben basarse sólo en tu intuición, es importante que siempre los tengas en cuenta a la hora de tomar una decisión. Como dice el refrán, la primera impresión es la que cuenta. Intenta combinar razón e intuición a la hora de tomar tus decisiones, de una manera equilibrada.
  7. Que el miedo al fracaso no te paralice. El miedo al fracaso es un gran enemigo en la toma de decisiones. Debes tener presente que el fracaso forma parte de este proceso de elección. Nadie te puede asegurar al cien por ciento que tu decisión vaya a ser un éxito o un fracaso rotundo, sin embargo, si tus decisiones se sustentan en datos, si has valorado todas tus opciones y sus posibles riesgos, la probabilidad de equivocarte se verá reducida.


retribución objetivos