5 ideas para retener a tus clientes

5 ideas para retener a tus clientes

Aumentar la cartera de clientes es una estrategia de marketing lógica, qué duda cabe, pero no por ello hay que dejar de lado la retención de los clientes que se han conseguido.

Son muchas las tácticas que pueden implementarse conjuntamente para elaborar un plan de retención de clientes completo y eficaz, lo que implica una necesaria adaptación a las necesidades del negocio. Elegir las idóneas para cada caso y aplicarlas a largo plazo persigue el doble objetivo de conservar esos clientes, que tanto tiempo y esfuerzo han costado, como incrementar su valor para atraer nuevos.  

Nuevos retos, nuevas oportunidades

Es lógico que, en el actual contexto, en el que las ofertas se multiplican, los clientes sean cada vez más volálites y exigentes, pero a su vez surgen oportunidades para atraerlos mediante el conocimiento de su comportamiento y la búsqueda de la viralidad a partir de políticas de retención de clientela. A continuación, sugerimos cinco ideas para retener a los clientes, cuya implementación ha de realizarse de forma conjunta o parcial, pero siempre en función de las posibilidades y necesidades de cada empresa:

  1. Programas de fidelización: La  servicios complementarios, como parking gratuito, descuentos en una selección de productos que puedan interesar al cliente o, por ejemplo, los puntos, los descuentos y una serie de ventajas diferenciadoras con respecto a la competencia. En este aspecto, el uso inteligente de las bases de datos permite entregar un mejor servicio y conocer preferencias personales, con lo que será más fácil fidelizar, satisfacer al cliente e incentivar las compras.
  2. Premiar a los buenos clientes: Es importante ofrecer ventajas a los clientes premium, y hacerlo dentro o fuera de esos mismos programas de fidelización con descuentos, en función de su frecuencia de compra y monto, siempre intentando evitar agravios comparativos que puedan resultar ofensivos.
  3. Promociones regulares: Las promociones buscan incentivar la compra de forma regular, ya sea mediante ofertas semanales, sorteos en los que se pueda participar a partir de una determinada compra mínima o pequeños obsequios siguiendo la misma mecánica. Su diseño inteligente a partir del perfil del cliente tipo puede ser eficaz tanto para retener clientes como para captar nuevos.
  4. Ofrecer novedades: Y, del mismo modo, los clientes esperan que se les ofrezcan novedades, ya sean novedades en sentido estricto, mejoras en productos o servicios existentes, así como en logística o, pongamos por caso, en complementos. Por otra parte, también será más fácil presentarlas a clientes y lograr una mayor aceptación, pues el cliente con una cierta antigüedad suele ser más receptivo.
  5.  Mejorar el producto o servicio: La retención de clientes está relacionada con un aspecto tan básico como evitar su pérdida, y precisamente por ello es esencial que el producto y/o el servicio respondan en aspectos clave que transmitan seguridad, como calidad, gestión de existencias y, por ejemplo, garantías en cuanto a mejor precio y funcionamiento. En este sentido, se hace imprescindible cuidar al máximo el servicio al cliente, usar servicios de CRM para gestionar las interacciones con la clientela y realizar encuestas de satisfacción.