Venture capital, una alternativa en pleno auge a la financiación bancaria en España

Primero, ¿qué es un venture capital (VC)? Según lo define El Blog Salmón, “puede traducirse como capital riesgo y es un tipo de operación financiera en la que se aporta capital a start-ups y empresas con un alto potencial de crecimiento y elevados niveles de riesgo a cambio de un porcentaje de la empresa”. Google, Facebook o Whatsapp son tres de los casos más conocidos y sonados de venture capital de éxito. Para conocer con más detalle su funcionamiento se puede consultar esta entrada anterior del mismo blog.

 

Por otro lado, según el diario Cinco Días, el venture capital en España “está asistiendo a una revolución en 2014, y bulle con la aparición de nuevos actores que tratan de aprovechar las oportunidades que ofrecen las muchas y variadas iniciativas emprendedoras que acoge el país”. El periódico económico destaca que este sector se mueve fundamentalmente bajo tres criterios a la hora de escoger en qué invierte el dinero: el potencial de los proyectos, la preparación de los emprendedores y el precio. Asimismo, el diario pone de relieve que el auge del venture capital ha contado con el fondo de fondos del Gobierno como palanca.

 

Ahora bien, ¿cómo son las rentabilidades de estos venture capital plagados de riesgos e incertidumbres? Pues a tenor de lo que explican en Gurusblog no muy altas. La bitácora especializada en economía y finanzas afirma, basándose en gráficos, que en 11 años “los fondos de venture capital no ha logrado superar a la rentabilidad media que ha ofrecido el índice bursátil Russell 2000”.

 

Según los expertos consultados por este blog, el “exceso de competencia” y el “exceso de dinero para invertir en proyectos que empujan al alza las valoraciones de las startups a costa de la futura rentabilidad de los inversores” son las principales causas que lastran la rentabilidad de estas sociedades de capital riesgo.

 

Más información:

¿Qué es el Venture Capital?

El Venture Capital en España 2012

Oleada de nuevos fondos de 'venture capital' en España

Venture Capital. Un océano rojo de baja rentabilidad