Valentí Sanjuan: “No hay que tener miedo al prueba-error”

Valentí Sanjuan es un presentador, un showman, un empresario, un escritor y un deportista extremo. Seguramente es muchas cosas más y con toda probabilidad aparecen en su libro Lo que te hace grande, un texto en el que este catalán explica cincuenta cosas que aprendió “corriendo por el mundo”.

 

¿Cómo se convierte uno en exitoso deportista extremo y empresario?

A base de necesidad. No estaba planteado, no había hoja de ruta. La vida me había dado una serie de palos tanto a nivel personal como profesional y en el momento en el que todo estaba peor me tocó reinventarme. Primero no sabes muy bien hacia dónde te diriges pero sabes que lo que toca es apretar los dientes y tirar adelante. En ese momento creé Gordon Seen, la productora / agencia de publicidad en la que mi hermana es socia, y después hicimos Visto lo Visto, que es el programa de tele que hacemos por internet.

 

¿Y el deporte?

Empezó un poco paralelo a todo este proceso. Era un hobbie, es lo que me apetecía y sentí que debía hacerlo. Hubo casualidad, causalidad y necesidad. Un poco de todo, incluso la mala suerte que me perseguía también influyó.

 

¿Qué similitudes ves entre el deporte extremo y la empresa?

Totalmente. Todo aquello que requiera de gran esfuerzo y constancia, que se parezca a una carrera de fondo, es equiparable al mundo de la empresa. En este tipo de carreras más de fondo tienes que entrenar mucho y estar mentalmente muy abierto y concentrado para lograr tu objetivo. En una empresa sucede lo mismo. Seguro que hay gente que lo tiene todo de cara y que la empieza y es un exitazo pero en la mayoría de las ocasiones no es así y lo que se requiere es estar al 100% y no desfallecer.

 

¿Es tu caso?

Nosotros estuvimos mucho tiempo hasta que llegamos a recoger los primeros frutos de todo aquello que habíamos estado sembrando durante años. Muchas cosas que sacas en las carreras las acabas aplicando a la empresa, a tu proyecto. No es fácil. En las carreras, además, estás mucho tiempo solo y le dedicas mucho tiempo a pensar en tus proyectos y en soluciones imaginativas para tu compañía.

 

¿A qué retos os habéis enfrentado en Gordon Seen?

El principal reto ha sido no cerrar. Nosotros teníamos la idea de que no hacía falta un gran medio para llegar a una gran audiencia. Con las redes sociales e internet sabíamos que podíamos llegar a muchísima gente. Pues hace años esto lo tuvimos que demostrar y después de tres años llegaron los patrocinadores, etc. Es decir, que nosotros lo pagábamos de nuestro bolsillo. También hay que tener en cuenta que en el camino se cometen errores. El nuestro, a toro pasado, fue juntarnos con unos socios que nos obligaron casi a recomprar la empresa y tuvimos que remontarla de nuevo, aunque lo sano mentalmente hubiera sido cerrar. Hoy volvemos a ser una gran pequeña empresa con grandes perspectivas de crecimiento.

 

¿Qué les aconsejarías a los alumnos de EAE que salen ahora al mundo laboral?

Seguro que hay cosas que aprenderán en clase, otras en libros y otras de personas. De todos modos, aunque asuste, no hay que tener miedo al prueba-error. Hay que aprovechar la intuición y también la experiencia que se vaya adquiriendo.