Trompos Space, un taller de peonzas que ingresa cerca de 2 millones de euros anuales

trompos

En Domeño, un pequeño municipio de apenas 800 habitantes, situado a unos 30 minutos de Valencia, se encuentra una de las empresas jugueteras más importantes de nuestro país. Nos referimos a Trompos Space, una compañía que el pasado año facturó casi 2 millones de euros.

Esta empresa valenciana nació en 2005, cuando, movidos por la nostalgia, Javier Caballero y su padre Francisco decidieron comprar un torno para fabricar peonzas de madera de forma artesanal cuando comenzaron a bajar los pedidos en su taller. Poco a poco, y gracias a un metódico modelo de negocio, esta familia ha conseguido despuntar en un terreno donde normalmente solo mandan los más grandes. Te contamos las claves de su éxito a continuación.

 

Crear la moda de jugar a la peonza

Una de las claves del éxito de Trompos Space es que fueron capaces de crear la moda de jugar a la peonza. Sin duda, la mejor forma de promocionar este tipo de producto. Y es que cuando comenzaron a crear las primeras peonzas, se dieron cuenta de que los niños del pueblo desconocían por completo este tipo de juguetes, así que decidieron enseñarles a utilizarlo. Además, lo promocionaron por otros pueblos y colegios.

Diferenciarse de la competencia

Esta estrategia no les hubiera servido de nada si no se hubieran diferenciado de la competencia cuando la demanda fue aumentando. Lo que Javier hizo fue cambiar el diseño de sus peonzas tradicionales, apostando por colores más vivos y simulando diferentes pinturas. Para diferenciarse de sus principales competidores, principalmente mejicanos y chinos, también pusieron a la venta campos de juego para que los niños interactuaran con la peonza y con otros niños. Eso sí, la innovación más importante fue el descubrimiento de la peonza acrobática, que proviene de Estados Unidos. El secreto de esta peonza estaba en la punta, que Caballero patentó en España, ya que, aunque en Estados Unidos no estaba patentada, sí que se comercializaba. Gracias a esta nueva punta, la empresa pudo lanzarse al gran mercado. Fue entonces cuando nació la marca Trompos Space. Como ves, la innovación ha sido clave en el éxito de esta empresa. De hecho, desde que nació han lanzado novedades cada año.

Estacionalidad

Por otra parte, es importante tener en cuenta que esta empresa valenciana ha conseguido romper con la estacionalidad típica del sector juguetero, que debe la mayor parte de su facturación a la Navidad. Además, han conseguido que el consumidor esté dispuesto a pagar entre 6 y 30 euros por una peonza.

Colaboración

Otra de las claves del éxito de la empresa española es su colaboración con Gerardo Montero, campeón internacional de trompos, ya que les permite contar con la experiencia y el conocimiento de uno de los mejores jugadores de trompo del mundo, que no solo ofrece consejos, sino que utiliza los modelos de Trompos Space para grabar todos los vídeos que cuelga en las redes sociales.

Financiación

Por último, queremos comentar que la empresa ha tenido muy claro desde el principio que no quieren contar con financiación externa. De hecho, solo han pedido un crédito bancario en una ocasión, para financiar sus 3.000 primeras piezas y pagar a sus proveedores.

 

Más información:

Trompos Space