Siete pasos para emprender un negocio

¿Estás harto de tener un jefe que te diga siempre lo que tienes que hacer? ¿No logras encontrar trabajo? ¿Tienes una buena idea de negocio en mente? ¡Pues no te lo pienses más! ¡Crea tu propio negocio! No podemos asegurarte que vayas a tener éxito, pero ya sabes lo que se dice, ¿verdad? ¡Quién no arriesga, no gana! Para ponértelo más fácil, hoy vamos a explicarte los siete pasos que debes seguir para emprender un negocio.

 

  1. La idea

Si ya tienes claro en qué quieres que consista tu negocio, deberás hacer una investigación de mercado para saber si la idea es o no factible. Por supuesto, deberás estar seguro de si tienes los conocimientos y recursos necesarios para llevar a cabo tu idea. Si, por el contrario, no sabes de qué va a ir tu negocio, para encontrar una idea deberás buscar necesidades en los consumidores, mejorar productos ya existentes, pensar en productos nuevos que puedan crear una necesidad en las personas… Lo ideal, eso sí, es que la idea te motive lo suficiente para tener éxito.

 

  1. Investigación

Una vez tengas clara la idea de negocio y hayas comprobado si ésta puede ser factible, deberás indagar aún más sobre el negocio que pretendes emprender antes de firmar ningún papel o invertir algo de dinero: define el mercado; investiga sobre los trámites, requisitos y licencias que necesitas; determina el público…

 

  1. Plan de negocios

El siguiente paso debe ser necesariamente realizar un plan de negocios, un documento bien organizado y detallado en el que deberás hablar del tipo de negocio, del propósito, la clientela, la ubicación, la competencia, las finanzas… Este escrito te ayudará a dirigir el negocio.

  1. Financiación

A no ser que ya cuentes con todo el dinero que necesitas para emprender tu negocio, deberás buscar financiación en familiares y amigos, bancos, entidades financieras especializadas en pymes o inversionistas. Por supuesto, deberás tener muy en cuenta factores como la tasa de interés, la periodicidad del pago, los plazos…

 

  1. Reconocimiento legal

Una vez tengas el dinero que necesitas, deberás constituir tu negocio de forma legal determinando si es persona natural o jurídica, eligiendo el tipo de empresa o sociedad, registrando el nombre, eligiendo el régimen tributario para pagar los impuestos… Si no tienes mucha idea sobre estos temas, lo mejor es que busques ayuda en un profesional, quien también te puede echar una mano a la hora de obtener las licencias y permisos necesarios. Por otro lado, si vas a crear una marca comercial, deberás registrarla.

 

  1. Compra, alquiler y preparación del espacio de trabajo

Si llegados a este punto todavía no lo has hecho, deberás comprar o alquilar un lugar en el que emprender tu negocio, a no ser que tengas pensado hacerlo en tu propia vivienda. Después, deberás preparar el espacio para que se adapte a tu negocio, comprando e instalando todo el mobiliario, maquinaria y equipamiento necesarios.

 

  1. Proveedores y personal

El último paso consistirá en la selección de los proveedores, para lo que deberás tener en cuenta calidad, precios, facilidades de pago, experiencia, reputación… Por supuesto, si es necesario, deberás seleccionar al personal. Una vez lo tengas todo listo, podrás abrir tu negocio. Eso sí, para el día de la inauguración te recomendamos que tengas alguna sorpresa preparada para los clientes.