Siete claves para una adecuada gestión de proyectos

¿Cómo gestionar un proyecto adecuadamente? Ésta es una de las preguntas que más se repiten entre los diferentes grupos de trabajo en una empresa. La aplicación de las distintas metodologías puede darnos pistas ciertamente buenas acerca de cómo proseguir en la gestión de un proyecto para lograr el resultado óptimo.

 

En el blog de la compañía británica Sage han establecido siete puntos que jamás deben producirse si se desea llevar a cabo de la mejor manera posible un proyecto. Si les damos la vuelta, y lo vemos en positivo, estas son las siete claves para una adecuada gestión de proyectos:

 

-Equipo: Es vital. Todas las empresas pueden mejorar en este aspecto y es crucial para su futuro. Lograr un buen equipo de trabajo para un proyecto es una tarea complicada en la que deben confluir muchas variantes que una vez encajan benefician al objetivo del proyecto.

 

-Presupuesto: Es algo básico. Tener un presupuesto previo al inicio del proyecto e ir revisándolo a medida que se vaya avanzando en el tiempo para no incurrir en sobrecostes innecesarios.

 

-El papel del líder: Todo equipo necesita un líder y que éste sea claro. Hay que evitar discusiones innecesarias que afecten al desarrollo del proyecto. Todo el mundo debe aceptar al líder, que será quien guíe al equipo al éxito. Si en un equipo de trabajo alguien no acepta al líder, que es quien tiene la autoridad, deberá abandonarlo.

 

-La burocracia: No puede ser un obstáculo en la toma de decisiones y en la ejecución de soluciones. Es documentación necesaria para tirar adelante fases del proyecto pero no debe convertirse en un enemigo.

 

-El cliente: Debe tenerse siempre presente. Es el que manda y el que siempre tiene razón. Por ello es importante tener contacto con el cliente cuando se desarrolla una solución para sus intereses.

 

-El alcance: Hay que conocer el alcance de cada proyecto y evitar el tirarse a la piscina. En este punto es donde la mano izquierda del líder debe lidiar con posibles clientes que quieran hacer bailar al equipo con dilaciones innecesarias del proyecto o cambios no previstos.

 

-Entrada de personas del cliente: En muchos proyectos conviene tener cerca a personas determinadas por el cliente para ir cerrando de la mejor manera posible ciertos flecos. Se trata con su presencia de evitar sustos finales que ahoguen el proyecto.

 

 

Más información:

Las 10 mejores herramientas para la gestión de proyectos online