Seis ventajas de trabajar con equipos multidisciplinares

Equipo multidisciplinar

En estos momentos parece existir un acuerdo prácticamente unánime en que la forma de trabajo de mayor rendimiento y más creativa es la que está basada en el trabajo en equipo y  en equipos multidisciplinares. Hoy queremos centrarnos en este tipo de equipos, que nos ofrecen numerosas ventajas. Podríamos definirlos como conjuntos de personas con diferentes experiencias profesionales y distintas formaciones académicas, que operan en conjunto durante un tiempo determinado, normalmente bajo la dirección de un coordinador.

 

Diferencias entre equipo multidisciplinar y equipo interdisciplinar

Es importante no confundir los equipos multidisciplinares con los interdisciplinares. Tal y como explican en el artículo “Equipo multidisciplinar vs interdisciplinar” de Movement Studio, ambos están formados por profesionales independientes con formación en diferentes ámbitos, aunque trabajan en un área común. Sin embargo, en los primeros la información se comparte de forma impersonal, mientras que en los segundos la información se comparte abiertamente y se analiza entre todos los integrantes del equipo, estableciendo un plan de acción común. Así, la diferencia entre ambos radica en la forma de compartir información y en la toma de decisiones. Ambos tipos de equipos nos ofrecen las siguientes ventajas.

 

Aprendizaje de todos los miembros del grupo

En primer lugar, queremos comentar que los equipos multidisciplinares permiten un mayor aprendizaje de cada uno de los miembros del equipo, que pueden escuchar los puntos de vista de otros perfiles, flexibilizando su mente. De hecho, se experimenta un mayor rendimiento de las competencias individuales.

Una perspectiva integral

Según muchos expertos, trabajando con equipos multidisciplinares o interdisciplinares se consiguen mejores resultados, ya que la calidad del trabajo se ve incrementada gracias a contar con profesionales de diferentes disciplinas. De hecho, las aportaciones de cada integrante se complementan con las de los demás, pudiendo abordar cualquier proyecto o problema desde una perspectiva integral.

Toma de decisiones más fácil

Por otro lado, es importante tener en cuenta que, cuando se trata de solucionar un problema o de tomar una decisión importante, disponer de diferentes perspectivas puede facilitar la toma de decisiones, ya que se cuenta con argumentos más completos. Además, estas distintas perspectivas pueden adelantar posibles futuros problemas o escenarios.

Información más valiosa

Otra gran ventaja de los equipos multidisciplinares o interdisciplinares es que en cada interacción se puede generar mucha más información y, lo más importante, información mucho más valiosa de la que cada uno de los miembros podría aportar de manera individual.

Ahorro de tiempo y energía

Aunque en un primer momento el consumo de tiempo y energía puede ser mayor, ya que hay que establecer lazos y tipos de interacciones, debatir sobre puntos de vista y llegar a acuerdos, lo cierto es que con este tipo de equipos se reducen los tiempos y la energía gastada, entre otras cosas porque se reparten las tareas en función de la disciplina y se pueden prever futuros problemas, a los que se pueden proponer soluciones con mayor antelación.

Ruptura de las resistencias y criterios preconcebidos

Por último, queremos comentar que trabajando con un equipo multidisciplinar los integrantes pueden romper con las resistencias y los criterios preconcebidos, que muchas veces nos impiden avanzar.

 

Mejora tus habilidades de dirección con nuestro Master en Dirección de Recursos Humanos.

¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
¿Te ha resultado útil?: 
0
Sin votos (todavía)
Buscador de noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Recibe nuestras publicaciones directamente en tu email cada 15 días.