Seis razones para que un empleado quiera quedarse en una empresa

A cualquier profesional le gusta desarrollar su carrera en una empresa si se dan un mínimo de condiciones. En España tendemos -todavía hoy- a una cierta aversión al riesgo en lo referente a nuestro trabajo. En el futuro, debido a las convulsiones que se prevén en el mundo empresarial, será muy útil la predisposición al cambio. Una transformación profesional que a muchos provoca vértigo, especialmente a partir de los 40, pero que ha pasado a ser uno de los parámetros esenciales del desarrollo de cualquier trabajador, tanto a nivel autónomo como por cuenta ajena.

 

Ahora bien, ¿qué nos puede hacer quedar en una empresa? ¿Qué motivos son considerados esenciales para que un empleado decida mantenerse dentro de una organización empresarial? En el diario económico Expansión han elaborado seis puntos en los que se puede basar un profesional para determinar si vale la pena -o no- permanecer en una empresa.

 

1.- El tipo de contrato. ¿Indefinido? ¿Temporal? Averigua cuándo vence para tomar la decisión de quedarte o irte de la empresa en el caso de que te estés planteando una reorientación profesional.

 

2.- Antigüedad. ¿Cuánto tiempo llevas en la compañía? Piensa que si llevas poco tiempo es más viable un posible despido debido a los bajos costes de indemnización.

 

3.- Departamento. ¿En qué área trabajas? ¿Aporta valor a la compañía? Si estás en uno de los ámbitos esenciales para la empresa es un factor a tener en cuenta para proseguir colaborando con la compañía que te ha contratado.

 

4.- Salario. ¿Cuánto cobras y cuánto crees que puedes llegar a cobrar? ¿Hay recorrido retributivo en el puesto de trabajo que desempeñas? En la respuesta a estas preguntas está una de las claves que pueden hacer que quieras quedarte -o no- en una empresa.

 

5.- Los jefes. ¿Cómo son? ¿Puedes aprender de ellos? ¿Te tienen en consideración? ¿Hay diálogo o es un ordeno y mando?

 

6.- Actitud. Trabajar en tal o cual compañía no es un fin en sí mismo es un medio para tu desarrollo profesional. Tenlo en cuenta para dar lo mejor de ti pero también para no desesperar si un día una organización -por la razón que sea- decide prescindir de tus servicios.

 

Más información:

Qué hacer si te estancas en mitad de tu carrera

Amplía tu formación con los masters y programas de la escuela EAE Business School