Seis motivos por los que el coaching puede ayudarte a ser un buen líder

coaching

Probablemente, el coaching es la práctica de desarrollo que más se ha explotado en las últimas dos décadas, aplicándose en el ámbito familiar, personal, educativo, deportivo y, por supuesto, empresarial. Podríamos definir el coaching como el proceso de acompañamiento a una persona o equipo con el fin de potenciar unos determinados objetivos a través de la aplicación de sus recursos potenciales. Teniendo en cuenta que los líderes empresariales suelen tener muchas personas a su cargo, esta práctica puede ser muy positiva tanto para el propio coach como para las personas que dependen de él. Para acabar de convencerte, hoy vamos a darte seis motivos por los que el coaching puede ayudarte a ser un buen líder.

Ayuda a ser empático

Lo primero que queremos comentar es que los coaches ayudan a ser empático, una cualidad esencial para entablar buenas relaciones. Además, es importante tener en cuenta que la empatía permite entender las fortalezas y las debilidades de los demás, y saber qué es lo que les motiva. Gracias al coaching, el líder podrá aprender a observarse y escuchar, dos acciones imprescindibles para ser empático. Además, podrá ayudarle a diferenciar entre la empatía y la amabilidad.

Ayuda a tener una mayor libertad de pensamiento

Por otra parte, el coaching también es muy útil para romper las reglas y paradigmas que han guiado a los líderes hasta entonces y convertirlos en personas con mayor libertad de pensamiento y una gran capacidad para trascender ideas y no quedarse con una única interpretación de las cosas, sino ir más allá.

Ayuda a ser un excelente comunicador

Un buen líder debe ser también un excelente comunicador, y ya no solo porque debe dar a conocer a sus trabajadores sus tareas, responsabilidades y la situación de la empresa, sino porque tiene que ser capaz de dar respuesta a las necesidades de desarrollo profesional de todos los colaboradores. El buen clima laboral y el cumplimiento de los objetivos dependerán en gran medida de ello. El coaching puede ayudar mucho al líder en este sentido.

Ayuda a conocerse a uno mismo

Una de las mejores cosas que el coaching puede aportar a un líder es la posibilidad de aumentar su nivel de autoconocimiento. Y es que gracias a esta práctica, los directivos pueden conocer tanto sus fortalezas como sus áreas de mejora. De esta manera, pueden potenciar las primeras e intentar mejorar sus debilidades. En este sentido, es importante tener en cuenta que conocerse a uno mismo es muy útil para aumentar también la autoconfianza que te permite abordar nuevos retos y proyectos.

Ayuda a tomar decisiones

Otro beneficio del coaching para líderes es la ayuda que proporciona para la toma de decisiones, algo que hay que hacer con tacto, conciencia y racionalidad, sin olvidar la parte más emocional. De hecho, los coaches enseñan a las personas a escuchar la parte más emocional e intuitiva de cada uno, eso sí, pasando cualquier decisión por el filtro de la razón.

Ayuda a mejorar la capacidad relacional

Por último, queremos comentar que el coaching ayuda a los líderes a mejorar su relación con los profesionales de su entorno, ya que les enseña a potenciar virtudes como la escucha, la paciencia, la generosidad y la apertura mental; y a practicar la gratitud.

 

Más información:

Cómo aplicar el coaching en la empresa