Seis consejos para trazar una buena estrategia empresarial

Estrategia empresarial

La estrategia empresarial es uno de los campos de estudio que mayor interés ha despertado en el mundo académico y en el de los negocios. Tal y como explican desde siemprendemos, podríamos definir este concepto como “los objetivos que se plantea conseguir una empresa u organización, normalmente en lo que se refiere a planificación, organización, gestión de recursos, marketing, etc.”. Es importante tener en cuenta que esta estrategia también se define en función de la forma en que se quieren conseguir estas metas, en el tiempo que se tardará en hacerlo y en cómo se controlará. Hoy te damos seis consejos para trazar una buena estrategia empresarial.

 

Tener en cuenta el contexto

Lo primero que queremos aconsejarte es que a la hora de trazar una buena estrategia tengas muy en cuenta el contexto. Y es que, por ejemplo, no es lo mismo desarrollar una estrategia  en un periodo de crisis que en uno de solvencia económica. Así, deberás recopilar toda la información interna y externa posible: competencia, entorno legal, económico… Este paso requiere de mucho trabajo, pero es imprescindible para tener éxito.

Establecer los objetivos

Por supuesto, es muy importante que marques objetivos tanto a medio como a largo plazo. Es la única forma de trazar una estrategia empresarial coherente, coordinada y efectiva. Lógicamente, los objetivos deberán ser realistas: ser líderes, aumentar beneficios, dominar el mercado, ofrecer la mejor calidad, ofrecer mejores precios…

Contar con un buen equipo

A la hora de trazar una estrategia empresarial, muchas veces no se tiene en cuenta quién la va a llevar a cabo. Sin embargo, este es un factor clave. De hecho, es mejor una estrategia pobre en manos de un buen equipo que al contrario.  Así, no debes olvidar que las estrategias se desarrollan a la medida de las personas que las llevan a cabo.

Tener en cuenta los cuatro pilares básicos

Por otra parte, es importante que nunca pierdas de vista los siguientes cuatro pilares básicos de cualquier estrategia empresarial: la misión, es decir, la razón de ser de la empresa; los valores, que representan la forma de ver la vida y las creencias compartidas que guían el comportamiento de todos los involucrados; la visión, que está fundamentada en los valores; y la propuesta de valor, o lo que es lo mismo, los beneficios que la estrategia brindará a todos los que se relacionan con la empresa.

No te olvides de la comunicación

También queremos aconsejarte que no te olvides de la comunicación, que es tan importante como la propia estrategia. De hecho, muchas ideas han acabado fracasando por culpa de una mala comunicación tanto interna como externa. Lo más recomendable es pensar en todo el proceso de comunicación antes de la ejecución de la estrategia empresarial.

Análisis

Por último, es importante que tengas en cuenta que la estrategia empresarial no termina con la implantación, sino que requiere de análisis y retroalimentación.