Seis consejos para tener éxito en reuniones con clientes

Las reuniones con clientes son uno de los grandes quebraderos de cabeza de las empresas, ya que muchas veces resultan improductivas. La lucha de egos, la falta de reflexión, la escasez de conclusiones finales, la falta de atención o la duración de las reuniones son algunos de los problemas que tienen las compañías a la hora de encontrarse con clientes. Para evitar estos y más contratiempos, hoy queremos darte algunos consejos para tener éxito en reuniones con clientes.

Honestidad y humildad

En primer lugar, queremos hablar de dos valores que deberán estar muy presentes en una reunión con clientes: la honestidad y la humildad. Así, si quieres que tus clientes confíen en ti deberás ser completamente sincero y hablar abiertamente. Además, es importante que hagas propuestas que puedas cumplir y que digas “no” cuando sea necesario. Como te decíamos, también es esencial que te muestres humilde, es decir, que no presumas delante de tus clientes.

Investigación

Lógicamente, para tener éxito en una reunión no te bastará con ser honesto y humilde. Así, es importante que vayas muy preparado, habiendo investigado a fondo sobre el cliente, teniendo en cuenta tanto el interlocutor como la empresa que representa. Afortunadamente, hoy en día es posible encontrar toda la información que se necesita en Internet, y más concretamente en las redes sociales.

Preparación

Una vez te hayas documentado sobre tus clientes, deberás prepararte a fondo para la reunión, lo que significa documentarte también sobre tu propia empresa para poder contestar de forma correcta a cualquier pregunta que te realicen, y sobre el mercado en el que opera el cliente. También te recomendamos que prepares material para exponer tus ideas: vídeos, PDFs, fotos… Por supuesto, es recomendable ensayar la reunión antes de la cita, para lo que necesitarás una lista de posibles preguntas. También es importante que llegues puntual a la cita para que el cliente vea que se trata de una empresa seria.

Sé conciso y no pierdas de vista la meta

Una vez estés en la reunión deberás tratar de ser lo más conciso y claro que puedas. Eso sí, no debes olvidarte de exponer datos específicos y destacar casos de éxito con otros clientes. Por otro lado, pase lo que pase durante la reunión, nunca pierdas de vista la meta de ésta. Solo de esta manera lograrás no irte por las ramas.

Escucha y pregunta

Es esencial que durante la reunión escuches atentamente al cliente para que perciba que te interesa lo que te cuenta. Eso sí, tampoco deberás cortarte a la hora de hacer preguntas sobre la empresa o los productos y servicios que ofrecen. También es buena idea que vayas anotando lo más importante que el cliente te vaya contando.

Conclusiones

Por último, es importante que no te vayas de una reunión con un cliente sin haber llegado a unas conclusiones. Si el encuentro ha sido positivo, deberá haber un compromiso oficial por ambas partes que desemboque en una propuesta que deberá ser concisa y no muy extensa.

 

Más información:

Cinco claves para un buen networking